Universidad de Stanford

El CEO de Apple, Tim Cook, siempre se ha mostrado favorable a la idea de no convertir a los usuarios en un método de “monetización” a través de la recopilación de sus datos personales. Más allá de lo que su compañía representa en términos de privacidad, el ejecutivo de Apple ha advertido en repetidas ocasiones que los datos de los usuarios se están utilizando contra la sociedad, exigiendo incluso un nuevo marco regulatorio de privacidad para EE.UU. y Europa.

El pasado fin de semana, Cook ofreció varias reflexiones a los graduandos de la Universidad de Stanford, en un imponente discurso donde ratificó su posición en favor de un mundo menos contaminado por las prácticas anti-privacidad, además de instar a los nuevos profesionales a responsabilizarse por las consecuencias de cada producto nuevo que deseen construir para la sociedad.

¿Críticas contra Facebook?

Sin mencionar a ninguna empresa en específico, Cook criticó las actividades sombrías que se llevan a cabo en Silicon Valley, donde las compañías justifican sus resultados “desastrosos” con sus supuestas intenciones positivas. En este sentido, el ejecutivo arremetió contra los gigantes tecnológicos que “abusan” de su posición privilegiada sin considerar previamente las consecuencias.

Teniendo en cuenta los recientes escándalos de privacidad protagonizados por Facebook, no hizo falta que Cook mencionara a la compañía de Mark Zuckerberg para entender que la reflexión surge de sus prácticas indebidas. En este sentido, el CEO de Apple agregó:

Últimamente, parece que esta industria se está haciendo conocida por una innovación menos noble: la creencia de que puede reclamar crédito sin aceptar la responsabilidad (…) Lo vemos todos los días ahora, con cada violación de datos, cada violación de privacidad, cada discurso ciego convertido en odio. Noticias falsas envenenando nuestra conversación nacional. Los falsos milagros a cambio de una gota de sangre.

Cook insistió en la importancia de pensar en las consecuencias que tendrá un producto antes de llevar a las vidas de los usuarios. El ejecutivo considera que, si una compañía construye caos, no puede eludir dicha responsabilidad. Nuevamente, se refirió al tema de la privacidad, asegurando que ignorar este tema nos conducirá como sociedad a la autocensura.

Una de las reflexiones más destacadas del discurso de Cook se basó en la posibilidad de que las personas acepten las violaciones a la privacidad como algo normal y que no puede evitarse. Por ello, advirtió sobre la llegada de un mundo sin privacidad digital, donde las personas estarán condicionadas a que cada aspecto de sus vidas y sus pensamientos esté expuesto en Internet. Según Cook, esto llevará a la sociedad a “esperar menos, imaginar menos, atreverse menos, crear menos, intentar menos, hablar menos y pensar menos”.