El cifrado de archivos es una práctica que debemos tomar cuenta cuando se trata de nuestra información. En estos días manejamos mucha información sensible, tanto personal como laboral, por lo que protegerlas bajo cifrado nunca está mal. Se trata de un proceso en el que a cualquier archivo se le aplica un mecanismo de seguridad bajo contraseña que lo hace ilegible hasta el ingreso de la clave.

Existen algunas soluciones vía web que funcionan muy bien, sin embargo, aquí te mostraremos un par de alternativas para usar desde Windows.

AxCrypt

Se trata de un poderoso programa orientado a la seguridad integral de tus archivos. En ese sentido, se encarga de ejecutar procesos de cifrado de 128 y 256 bits bajo el algoritmo AES. Lo mejor de este programa es su conciencia de actualidad, brindando soporte también a nuestro almacenamiento en la nube. De esta forma, la aplicación es capaz de asegurar también estos archivos desde su instalación.

Otra excelente característica es la posibilidad de colaboración en la que varios usuarios pueden tener acceso a un determinado archivo, usando una clave personal. Adicionalmente, puedes administrar tus contraseñas recordando únicamente una clave maestra.

Cabe destacar que se trata de un programa gratuito con una interfaz muy amigable que facilitará cada proceso.

Para esta aplicación, sigue este enlace.

DiskCryptor

DiskCryptor está orientado a usuarios con necesidades un poco distintas puesto que, este software se enfoca sobre todo en el entorno local. En ese sentido, puedes darle protección bajo cifrado a un pequeño archivo o a un disco o partición completa. Con esta aplicación podemos genera entornos seguro, en donde todos los elementos de un disco duro o de una partición se encuentren protegidos.

Su interfaz no resulta tan amigable, sin embargo, con pasar rato conociendo el programa seguramente podrás familiarizarte.

Para bajarlo, sigue este enlace.