Sí, desde pequeños nos han dicho que los microbios se encuentran en todos lados, por lo que es necesario que mantengamos nuestras manos limpias lavándolas con agua y jabón siempre que sea necesario.

De igual forma, solo deberemos consumir antibióticos en caso de que un médico nos lo recete, para evitar que las bacterias creen resistencia al medicamento y luego este no tenga ningún efecto.

Sin embargo, algunos microorganismos se las arreglan para sobrevivir incluso aunque nos cuidemos de ellos, y un hospital francés ha dado evidencia de ello recientemente.

Bacterias resistentes a los antibióticos

Klebsiella pneumoniae, una bacteria resistente a antibióticos que causa neumonía.

La Organización Mundial de la Salud ha señalado que bacterias como la Escherichia coli (ESBL-EC) productora de β-lactamasa de espectro extendido (ESBL-EC) y Klebsiella pneumoniae productora de ESBL (ESBL-KP) representan una amenaza para la salud humana. Las enzimas β-lactamasas de espectro extendido hacen a estas bacterias resistentes a los antibióticos.

Como muchos saben, estas bacterias son responsables de causar infecciones en el torrente sanguíneo, el tracto urinario y las vías respiratorias. Pero más allá de eso, son sumamente peligrosas debido a su capacidad de desarrollar resistencia a los antibióticos.

La peor parte es que estas se encuentran presentes en los hospitales de todo el mundo. De hecho, ya han sido identificadas como los organismos patógenos que ocasionan más infecciones en la asistencia sanitaria.

Un nuevo estudio demostró que estas especies de bacteria resistentes a los antibióticos se propagaron simplemente a través del contacto humano en un hospital de Francia.

Algunas bacterias se propagan por simple contacto humano

Audrey Duval, de la Universidad Versailles Saint Quentin y el Instituto Pasteur de París, Francia, y sus colegas distribuyeron sensores portátiles equipados con etiquetas identificación por radiofrecuencia (RFID) a cientos de pacientes y trabajadores de salud del hospital francés.

Los sensores sirvieron para rastrear los patrones de contacto humano entre los pacientes durante ocho semanas. Durante este período, también examinaron a los pacientes para detectar infecciones por Escherichia coli y Klebsiella, que como ya dijimos, producen ESBL.

Las lavadoras pueden alojar bacterias resistentes a los antibióticos

Los resultados revelan que el 90 por ciento de la propagación de la neumonía por ESBL K. a los antibióticos a nuevos pacientes ocurrió por simple contacto humano. Este porcentaje se redujo a 60 por ciento cuando se trató de otras especies como E. Coli.

¡A lavar nuestras manos!

Los hallazgos resaltan la importancia de lavar nuestras manos y evitar el contacto físico en recintos de salud.

Estos hallazgos revelan la importancia de una correcta higiene de manos, además de la reducción del contacto con estas a la hora de limitar la transmisión de la neumonía por ESBL K. Al mismo tiempo, sigue siendo necesario aplicar medidas adicionales de limpieza, como la descontaminación ambiental, así como un uso más prudente de antibióticos, para prevenir la diseminación de las bacterias.

Los investigadores han reconocido la utilidad de los sensores portátiles en su estudio, y consideran que este tipo puede aplicarse a otras especies también resistentes a múltiples fármacos para conocer a fondo la forma en que se propagan en la población.

“Al combinar la epidemiología digital y las herramientas de diagnóstico microbiológico rápido, podemos estar entrando en una nueva era para entender y controlar el riesgo de infección adquirida en el hospital con bacterias resistentes a múltiples fármacos”.

Los pacientes y empleados de salud de los hospitales y demás centros de atención médica son víctimas fáciles de bacterias resistentes a diferentes medicamentos. De modo que conocer la forma en que estas se propagan es de vital importancia para evitar enfermedades y desarrollar estrategias de prevención eficaces.

Referencias:

Human contact plays big role in spread of some hospital infections, but not others. https://www.pasteur.fr/en/research-journal/news/human-contact-plays-big-role-spread-some-hospital-infections-not-others

Close proximity interactions support transmission of ESBL-K. pneumoniae but not ESBL-E. coli in healthcare settings. https://journals.plos.org/ploscompbiol/article?id=10.1371/journal.pcbi.1006496

Más en TekCrispy