La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de EE.UU., reveló ayer que ha aplicado su tecnología de reconocimiento facial a más de 19 millones de viajeros en aeropuertos y fronteras del país, sin embargo, la agencia sólo ha logrado identificar a aproximadamente 100 “impostores”, o personas con identidades que no coinciden con sus documentos de identificación.

Un vocero de CPB declaró a The Hill que, durante los últimos años, la agencia identificó con éxito a 6 impostores en aeropuertos y otros 135 impostores en cruces peatonales, lo que refleja que la tecnología de reconocimiento facial ha logrado su cometido de mejor manera en las fronteras terrestres de EE.UU. Al comentar estos hallazgos, el portavoz agregó:

Con la biometría de comparación facial, CBP está cambiando para resolver un desafío de seguridad al tiempo que agrega una conveniencia para los viajeros.

¿Una tecnología necesaria?

La agencia afirmó que, gracias al reconocimiento facial, más de 7,000 personas que tenían sus visas vencidas fueron detectadas de manera oportuna. Sin embargo, la American Civil Liberties Union (ACLU), una organización sin fines de lucro enfocada en los derechos civiles como la privacidad, aseguró en un comunicado que las cifras del CBP no eran del todo transparentes, ya que no reflejan cuántas personas han sido arrestadas o acosadas injustamente por los fallos del escaneo facial.

Actualmente, el reconocimiento facial del CBP se implementa en 17 aeropuertos de EE.UU., mientras los planes del Departamento de Seguridad Nacional pasan por utilizar esta tecnología en todos los pasajeros que salgan y entren a EE.UU. como parte del programa. Pero la ACLU considera que esta herramienta representa más, un riesgo para la privacidad y un gran costo para los contribuyentes, que los beneficios que ha asegurado ofrecer desde el año 2017, cuando el programa fue presentado.