Foto: Reuters

La Comisión Europea ha publicado un nuevo informe sobre las acciones que llevó a cabo para combatir las noticias falsas durante las recientes Elecciones al Parlamento Europeo. En este sentido, los funcionarios que fuentes vinculadas a Rusia estaban detrás de un plan para sembrar la división entre los votantes y contribuir a la abstención electoral.

La institución aseguró que la evidencia recopilada dejó al descubierto una actividad continua de desinformación por parte de entidades rusas, que tenían como objetivo influir en la opinión de los votantes a través de temas que pusieron en duda la legitimidad democrática de la Unión Europea (UE), propiciando debates divisionistas sobre la soberanía de algunos países y la migración en la región.

El informe también ofreció algunas actualizaciones sobre el trabajo de los gigantes de las redes sociales para luchar contra la desinformación. En este sentido, la Comisión afirmó:

Antes de las elecciones, vimos evidencia de un comportamiento inauténtico coordinado para difundir material de división en las plataformas en línea, incluso mediante el uso de bots y cuentas falsas (…) Con nuestro apoyo activo, Facebook, Google y Twitter han logrado algunos avances bajo el Código de Práctica sobre Desinformación.

Señalamientos cautelosos

Más allá de los resultados del informe de la Comisión, su importancia radica en la atribución de la campaña de desinformación a entidades rusas, ya que, la UE normalmente es cautelosa a la hora de hacer señalamientos sobre países extranjeros con respecto de los ataques informáticos en la región.

La FTC vigila a Mark Zuckerberg por casos de violación a la privacidad en Facebook

Sin embargo, Rusia ha sido el centro de atención durante los últimos años debido a sus presuntos intentos de atacar las instituciones gubernamentales de otros países. De hecho, esto también ha aumentado la sospecha de los funcionarios occidentales sobre la posibilidad de que el Kremlin estuviera detrás del ataque informático que la misión diplomática de la UE recibió en Moscú la semana pasada.

En 2018, la UE estableció una programación renovada para combatir las noticias falsas en Internet y otros problemas de seguridad en la información. En este sentido, la institución dio más poder a sus agencias para coordinar mecanismos de respuesta oportunos, como sistemas de alertas rápidos y mayor cooperación entre los estados miembros de la Unión. Asimismo, varias empresas de tecnología firmaron un acuerdo voluntario para aumentar los niveles de transparencia en las noticias sobre política.

Más en TekCrispy