‘Chernobyl’ pudo haberse ganado “los corazones” de los espectadores de HBO que anhelaban llenar el vacío que dejó ‘Game of Thrones’, pero, si algo era inevitable, es que la serie no le gustara a los miembros de la política rusa, en especial del Partido Comunista.

Tanto ha sido el descontento de los rusos con el proyecto que han decidido iniciar una campaña que lleve a la prohibición de la transmisión del programa en territorio ruso, ya que, de acuerdo con un partido político ruso de tendencias marxistas y leninistas han afirmado que la miniserie “demoniza la imagen del gobierno soviético y del pueblo soviético”.

Difamación al escritor y director por “demonizar” al pueblo

Aceptémoslo, esta noticia no debe sorprender a nadie, sobre todo entendiendo que el proyecto se basó en “desenmascar” las artimañas de la Unión Soviética para mitigar los daños universales que ocasionó la explosión nuclear de la planta Chernobyl, la cual fue causa del mal mantenimiento de la misma.

Sin embargo, las noticias de esta índole: falta de libertad de expresión en el siglo XXI, seguirán pareciendo “mentira”. Por si fuera poco, el partido, que apeló ante el regulador estatal ruso de radiodifusión, Roskomnadzor, le suma a la petición de prohibición que se presenten casos de difamación en contra del escritor y el director del exitoso programa de HBO.

En un comunicado de prensa, el partido expresa que la serie de la cadena de televisión y transmisión digital estadounidense solo planea una “manipulación ideológica”, lo que para ellos es una “verdadera tragedia”.

No obstante, lo que se puede considerar bastante trágico es que este grupo de extremistas de lo que fue el tradicional Partido Comunista de Rusia parece seguir creyendo que la Unión Soviética existe, cuando en realidad “murió” hace aproximadamente 30 años.

Análisis genéticos encuentran parentesco entre victimas de la masacre mongola en Yaroslavl

Impresionante es que el partido, a pesar de querer prohibir y difamar al programa, y a sus creadores, admite que la serie es objetiva, en gran parte, pero aseguran que “la motivación, las acciones de los héroes, el orden de las relaciones en instituciones y colectivos, el clima moral en la sociedad soviética, son una mentira absoluta”.

Hasta los momentos no se han recibido declaraciones de parte de HBO ni de los creadores del exitoso programa, pero sí se sabe que el artículo 129 del código penal de Rusia, bajo la que el partido quiere penalizar al escritor y director de ‘Chernobyl’, ya no es válida en el país, por lo que el caso puede no proceder.

A palabra necias, oídos sordos

No es solo que el artículo 129 del código penal ruso  ya no es vigente, sino que además la popularidad precede al programa, tanto que hasta Vladimir Medinsky –quien es el Ministro de Cultura de Rusia–, que además no es el más fanático de los productos del Occidente, ha elevado elogios al show de HBO.

“La película se hizo con maestría (…) con el mayor respeto para la gente común. Mi padre, que era liquidador [uno de los voluntarios rusos que participaron en la lucha contra el incendio tras la explosión] prácticamente desde el primer día, dijo que, sí, en general era como en la película”.

Si bien la crítica en los medios rusos se ha mostrado bastante dividida, es probable que las peticiones del partido marxista-leninista sean ignoradas. Sobre todo porque, hasta el momento, existe una falta de argumento legal que los ampare.

Más en TekCrispy