Foto: Reuters

Un estudio llevado a cabo por Reveal, una organización sin fines de lucro dedicada al periodismo de investigación, reveló que cerca de 400 oficiales de policía antiguos y actuales de EE.UU. son miembros activos de grupos privados de Facebook dedicados al racismo, el pensamiento anti-Islam, y el extremismo en general.

Según el informe, 150 de estos agentes de policía pertenecen a grupos de Facebook que promueven la violencia anti-gubernamental, mientras que el resto de oficiales son miembros de grupos que publican memes anti-inmigración y anti-semitas, además de otras publicaciones despectivas con la comunidad LGBTQ y los afroamericanos.

Comprobando la denuncia

Aunque varios de los oficiales activos y antiguos de la policía negaron rotundamente pertenecer a estos grupos, la investigación demostró todo lo contrario. En uno de los casos, una gente del condado de Mississippi, miembro de un grupo favorable a la supremacía blanca, admitió referirse de manera ofensiva hacia una persona de color cuando estaba esposado.

Por su parte, se descubrió que un oficial superior de Chicago, que pertenecía a un grupo anti-semita de Facebook, había recibido más de 70 denuncias por abuso verbal y uso ilegal de la fuerza contra sospechosos de crímenes.

Por el momento, más de 50 departamentos de policía de EE.UU. han iniciado investigaciones a nivel interno luego de los resultados del estudio de Reveal. Los organismos de seguridad han declarado que analizarán la actividad en línea de los oficiales para determinar si estas acciones influyeron en su conducta en el trabajo. Asimismo, se conoció que uno de los oficiales fue despedido por participar en grupos como “White Lives Matter”, claramente favorables a ideologías de extrema derecha.

La investigación de Reveal revela lo difícil que sigue siendo para Facebook combatir el extremismo en su plataforma. A pesar de ser un gigante del sector, parece que la compañía de Mark Zuckerberg sigue necesitando recursos y medios para luchar contra la interminable ola de odio, violencia, extremismo y desinformación en Internet.