Un estudio del 2018, describe la anorexia nerviosa como “un trastorno psiquiátrico caracterizado por miedo al aumento de peso y peso corporal peligrosamente bajo” con tasas de mortalidad superiores a otros trastornos psiquiátricos.

Hasta el momento, se ha tratado la anorexia como una enfermedad mental y los resultados han sido realmente desalentadores. Es por ello que ahora se está considerando tratarla más como lo que es: un trastorno alimenticio.

Ahora un equipo de científicos suecos ha recomendado el uso de una aplicación de teléfono inteligente que proporcionará información útil sobre cómo comer. Así lo afirmó el profesor Per Sodersten, el autor principal del estudio publicado en Frontiers in Neuroscience:

“Los pacientes anoréxicos pueden normalizar su tasa de alimentación ajustando la ingesta de alimentos a los comentarios de una aplicación de teléfono inteligente. Y a diferencia de los tratamientos estándar fallidos, la mayoría recupera un peso corporal normal, su salud mejora y pocas recaídas”.

Una respuesta normal y evolutiva

La anorexia se caracteriza por una alta actividad física y restricción alimenticia, los cuales desencadenan en buscar comida cuando escasea. Esto es simplemente una “respuesta normal y evolutiva conservada”. Sodersten explica esto con un símil entre humanos y ratones:

“Con una sorprendente similitud con los anoréxicos humanos, las ratas y los ratones que reciben alimentos solo una vez al día comienzan a aumentar su actividad de correr y disminuyen su ingesta de alimentos hasta el punto en que pierden una gran cantidad de peso corporal y finalmente pueden morir”.

A nivel mundial, se ha aplicado la terapia conductual cognitiva como tratamiento para estos trastorno, y sus resultados en la reducción del trastorno es de apenas 25 por ciento después de dicha terapia. Aunado a ello, tampoco se conocen sus efectos a largo plazo. Tampoco se ha observado mejoría en los pacientes a través del suministro de medicamentos psicoactivos.

Partiendo de ello, es necesario aplicar cambios a los tratamientos actuales y apuntar a mejorar las conductas alimentarias.

Una aplicación que nos enseña a comer

Pacientes con anorexia han sido tratados con un plato conectado a una computadora que calcula su índice alimentario y permite controlar y cambiar su comportamiento de alimentación.

En las clínicas de Mandometer, se ha estado utilizando una máquina especial para el control del comportamiento humano en la alimentación.

Se trata de un plato ubicado sobre una balanza conectada a una computadora. Esta registra la pérdida de peso del plato durante la comida y proporciona información valiosa para el control de la alimentación, como la duración de la comida y la tasa de consumo.

Este método pretende cambiar el comportamiento de la alimentación informando al sujeto sobre su propio índice de alimentación a través de la pantalla, el cual es calculado directamente por la computadora.

Este dispositivo no solo permite registrar de manera objetiva el comportamiento alimentario, sino también la posibilidad de cambiarlo.

Tal como explica Sodersten:

“Los sujetos comen alimentos de un plato que se encuentra en una báscula conectada a su teléfono inteligente. La báscula registra la pérdida de peso del plato durante la comida, y a través de una aplicación crea una curva de ingesta de alimentos, la duración de la comida y la tasa de alimentación. A intervalos regulares, aparece una escala de calificación en la pantalla y se le pide al sujeto que califique su sensación de plenitud”.

Enseñar a comer ha dado buenos resultados

Hasta el momento, el método se ha utilizado en el tratamiento de más de 1,500 pacientes con trastorno alimenticio, y la tasa de remisión es del 75 por ciento en promedio en un año de tratamiento, la tasa de recaída es del 10 por ciento en cinco años de seguimiento. También es importante mencionar que ningún paciente ha fallecido.

“La diferencia en el resultado es tan grande que, según nuestro estadístico médico, un ensayo de control aleatorizado [ECA] ahora es redundante. Sin embargo, invitamos a un ECA directo de investigadores independientes. Hasta el momento, no hay candidatos”.

En contraste con la terapia conductual cognitiva, estos resultados demuestran una gran mejora, sobre todo considerando que los pacientes de Sodersten presentaban cuadros graves del trastorno.

Referencias:

Eating Behavior and the Evolutionary Perspective on Anorexia Nervosa. https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnins.2019.00596/full

Control of Eating Behavior Using a Novel Feedback System. https://www.jove.com/video/57432/control-of-eating-behavior-using-a-novel-feedback-system