Reuters

El fundador y CEO de Telegram, Pavel Durov, sugirió a través de su cuenta de Twitter que China puede haber sido el autor de un reciente ataque DDoS contra los servidores de la app de mensajería. El ejecutivo dijo que el ataque había sido “del tamaño de un actor estatal”, y que fue perpetrado desde direcciones IP cuya ubicación principal era China.

Durov aseguró que el ataque ocurrió en medio de las protestas que se llevan a cabo actualmente en Hong Kong contra el proyecto de ley de extradición, que le brindaría a China mucho más poder e influencia sobre la región autónoma. El CEO de Telegram afirma que la razón de este ataque es frustrar los intentos de organización de protestas que se realizan a través de la aplicación, cuya tecnología de encriptación es lo suficientemente fuerte para evitar la detección de las autoridades.

En este sentido, los manifestantes comenzaron a sufrir interrupciones del servicio de Telegram el día de ayer. Según Bloomberg, apps como Firechat y Telegram se distribuyen a través de la App Store en Hong Kong, y gozan de gran popularidad porque permiten a los manifestantes ocultar sus identidades al gobierno de Beijing.

Evitando el reconocimiento facial

Más allá de ocultar sus identidades al Gobierno de China, Bloomberg señala que otra de las razones para organizar protestas en Telegram es eludir la tecnología de reconocimiento facial de las autoridades chinas, así como también evitar el uso de tarjetas de transporte público que vinculen la ubicación de los ciudadanos con sus identidades.

'South Park' es prohibido en China tras polémico episodio

El proyecto de ley patrocinado por el gobierno, propone que las autoridades chinas extraditen a los ciudadanos de Hong Kong a China. Algunos especialistas afirman que esta legislación puede utilizarse para fortalecer la autoridad de China en Hong Kong, donde, por lo general, las personas tienen un nivel más alto de libertades ciudadanas que en China.

Más en TekCrispy