Los hallazgos de esta investigación podría fundamentar el desarrollo de nuevos tratamientos para mejorar nuestro sueño y nuestra salud en general.

En la actualidad, la mayoría de las personas utiliza su celular como alarma despertadora. Y es probable que más de una vez hayas accionado la opción de posponer de tu alarma para dormir unos cinco o 10 minutos adicionales antes de ir a la universidad o ir al trabajo.

Sí, muchos lo hacemos con la intención de organizar nuestras ideas antes de levantarnos de la cama, saber en qué iba a terminar el súper sueño que teníamos, o simplemente descansar un poco más para despertarnos más activos. Sin embargo, parece que este hábito no es tan saludable como pensábamos.

Steven Bender, un profesor clínico asistente de cirugía oral y maxilofacial, ha estudiado a profundidad el tema del sueño y es consciente de que muchos de sus pacientes con dolores crónicos presentan también trastornos de sueño.

Hasta el momento, no hay ningún estudio científico que aborde los efectos de apagar la alarma despertadora cuando suena. Sin embargo, Bender intuye que este hábito quizás no resulte tan inofensivo ya que el cuerpo humano tiene su propio regulador interno: los ritmos circadianos.

Como hemos explicado en otros artículos, los ciclos circadianos componen el reloj biológico de los organismos en la Tierra. Incluyen todos los movimientos físicos, mentales y de comportamiento que realizamos diariamente, y entre ellos, está el sueño.

La alteración de los ciclos circadianos ha sido asociada a una gran cantidad de malestar que aquejan a gran parte de la población en diferentes países, como la presión arterial elevada, problemas de memoria e incluso obesidad.

¿Qué es un sueño reparador?

En general, los adultos requieren entre sietes horas y media y ocho horas de sueño durante la noche. Esto con el fin de que cada etapa que atravesamos al dormir, el sueño de movimientos oculares no rápidos (NREM) y sueño de movimientos oculares rápidos (REM), se desarrollen en tiempos adecuados.

Según el especialista, la primera parte de la noche es principalmente sueño profundo NREM, y la última es principalmente REM. Además, solemos pasar de las tres etapas de NREM al sueño REM de cuatro a seis veces por noche.

De alterarse esta estructura, nos sentiremos cansados al despertar por la mañana, y he ahí la importancia de mantener un sueño completo y de calidad.

Posponer la alarma, un factor que puede alterar los ciclos de sueño

Posponer la alarma despertadora y seguir en cama puede confundir a nuestro cerebro, haciéndolo creer que seguiremos durmiendo, y por esta razón nos sentimos cansados al despertar.

Ahora bien, existen muchos factores que pueden afectar la calidad y los ciclos de nuestro sueño. Desde el simple hecho de despertarse muchas veces a ir al baño hasta que una persona no esté respirando bien mientras duerme por condiciones como ronquidos, o apnea del sueño. Aunado a ello, el uso de dispositivos electrónicos, el consumo de alcohol o tabaco, e incluso cenar cerca de la hora de acostarse. Cuando este tipo de cosas ocurren, lo más probable es que al despertar no se sienta el cuerpo restaurado.

Por lo general, durante la infancia los padres tienen más control sobre los horarios de sueño de los hijos. Tenemos entonces que por lo general el hábito de usar una alarma despertadora empieza en la adolescencia, una etapa en la que los ritmos circadianos de alteran un poco y los humanos sienten que pueden dormir hasta más tarde en la noche y despertar más tarde en la mañana.

Ahora bien, posponer la alarma despertadora cuando suena y quedarnos en cama 10 minutos no nos permitirá completar el sueño que consideramos incompleto ni nos hará sentirnos más reparados. Todo lo contrario; según algunas hipótesis, este mal hábito puede confundir el cerebro haciéndolo creer que volveremos a dormir, a partir de lo cual secretará más neuroquímicos para estimular el sueño.

De modo que para evitar sentir somnolencia durante el día, lo más prudente es ir a la cama temprano y colocar la alarma a una hora realista en que podamos levantarnos para iniciar la jornada. En caso de persistir la sensación de cansancio, entonces es prudente acudir a un especialista en el área.

Referencias:

Does hitting the snooze button really help you feel better? https://theconversation.com/does-hitting-the-snooze-button-really-help-you-feel-better-117465