Forbes

Un nuevo informe de Associated Press (AP) ha mostrado evidencia de cómo la red social profesional LinkedIn está siendo utilizada por profesionales del espionaje para encontrar nuevas fuentes potenciales, enmascarando su identidad con imágenes de perfil falsas generadas con Inteligencia Artificial (IA).

En este sentido, AP encontró un perfil falso que se está usando para atraer contactos de LinkedIn. El contacto se hace llamar Katie Jones, una mujer blanca, de ojos azules, cabello castaño, y una expresión simpática. La imagen luce bastante estándar, haciendo que el perfil pase desapercibido fácilmente en la red social y permita a los demás usuarios conectarse a Jones sin problemas.

Sin embargo, aunque el rostro de Jones luce como el de una persona de carne y hueso, AP asegura que la fotografía se creó utilizando métodos de aprendizaje automático. Varios signos muy sutiles en la imagen parecen demostrar esta afirmación, como cierto nivel de asimetría en la cara, un arete levemente distorsionado, bordes borrosos en el cabello y en las orejas, además de pequeñas marcas borrosas en el rostro.

¿Para qué crear una imagen falsa con IA?

Según AP, la persona detrás del perfil de Katie Jones utilizó LinkedIn para conectarse con personas vinculadas a la vida política de Washington, como el Subsecretario de Estado adjunto, el asistente del senador, y Paul Winfree, un economista que actualmente figura como candidato a la Reserva Federal de EE.UU. Jones logró que todos estos personajes aceptaran su solicitud de conectar en la red.

Pero, ¿por qué LinkedIn? Según William Evanina, jefe del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de EE.UU., es más fácil y menos costoso reclutar objetivos desde un ordenador en Shanghai, en vez de enviar espías directamente al campo dentro de las instituciones estadounidenses.

De hecho, Evanina asegura que se trata de una manera mucho más sencilla de hacer espionaje, porque el objetivo potencial únicamente debe aceptar la invitación a conectar en LinkedIn para dejar su perfil abierto al espía. Evidentemente, esta prueba no es evidencia suficiente para afirmar que las imágenes falsificadas con IA destruirán la noción de la verdad en la red social, sin embargo, si continúa propagándose la adopción de esta técnica, los espías y otros actores malintencionados tendrán una nueva forma de actuar.