Chrome cuenta con características que lo han hecho posicionarse por encima de sus competidores desde su aparición hasta hoy. Un ejemplo lo podemos ver en la llamada Aceleración de Hardware, una funcionalidad que le permite mejorar muchísimo su rendimiento a través de una gestión diferente de los recursos de CPU y GPU. Sin embargo, esta funcionalidad puede generar problemas en algunos equipos y lo mejor puede ser desactivarla.

Si cuentas con un equipo con recursos de GPU y quieres mejorar el rendimiento de Chrome o por el contrario, desactivarla porque te ocasiona problemas, aquí te enseñaremos a lograrlo.

Activa o desactiva la aceleración de hardware

La aceleración de hardware es una funcionalidad de Chrome en donde el sistema comparte ciertas cargas con la GPU para liberar a la CPU. De esta manera, el navegar mejorará su rendimiento dejando las tareas de reproducción de videos, por ejemplo, a la GPU, librando al procesador de esta carga.

Google estrena versión de Google Fit para iOS y Apple Watch

Sin duda esta posibilidad genera mejoras notables en el rendimiento del navegador, por lo que sería interesante tenerla activada. No obstante, si crees que está generando problemas en tu equipo entonces es mejor prescindir de ella.

Ajustar el control de la aceleración de hardware según tu conveniencia es un proceso bastante sencillo y al que podemos acceder rápidamente. Para empezar dirígete al menú de Chrome y haz click en “Configuración”. Una vez  ahí desplázate hasta el final de la página en donde encontrarás “Configuración avanzada”, haz click y se desplegarán el resto de las opciones.

Continúa desplazándote hasta el final y cuando llegues a la última sección verás la opción “Usar aceleración de hardware cuando esté disponible”. Al lado verás un switch con el que puedes activar o desactivar la característica.

De esta manera puedes mejorar el rendimiento de tu navegador o por el contrario, resolver las fallas que ocasiona en algunos equipos.

Más en TekCrispy