PCMag.com

Durante los últimos meses, Google se ha esforzado por mejorar la seguridad en su navegador web, un trabajo más que necesario si se tiene en cuenta la gran cantidad de extensiones que ha albergado Chrome por varios años. Sin embargo, los recientes cambios propuestos por la compañía con respecto a las extensiones de bloqueo de anuncios, ha generado gran polémica entre los desarrolladores de estas herramientas e incluso otros navegadores web.

El debate se basa en la nueva interfaz de desarrollo de aplicaciones de Chrome, mejor conocida como Manifest V3, la cual sustituirá a la actual webRequest API, utilizada por los desarrolladores para combinar datos de navegación y realizar búsquedas de anuncios. Google ha asegurado que esta nueva API garantiza una mejor protección de los datos de los usuarios, al tiempo que ayuda a los bloqueadores de publicidad a operar de manera más eficiente.

Sin embargo, los desarrolladores de estas herramientas de bloqueo de anuncios aseguran que la nueva medida hará que sea más difícil identificar con rapidez los anuncios, y que los beneficios que promete Google no necesariamente se cumplirán en la práctica.

¿Google contra los bloqueadores de anuncios?

En una publicación en el blog de Chromium del día de hoy, Google reconoce que Manifest V3 es un cambio controvertido, ya que muchos desarrolladores de extensiones populares hacen uso de la webRequest API. Sin embargo, la compañía asegura:

No estamos impidiendo el desarrollo de bloqueadores de anuncios o impidiendo que los usuarios bloqueen los anuncios. En su lugar, queremos ayudar a los desarrolladores, incluidos los bloqueadores de contenido, a escribir extensiones de una manera que proteja la privacidad de los usuarios.

Google afirma que, desde enero pasado, ha colaborado con desarrolladores externos y ha tenido en cuenta sus sugerencias para implementar estos cambios. Como resultado de estas sugerencias, la compañía afirma que Manifest V3 lanzará reglas dinámicas cuando un sitio web se carga, y no solamente declaraciones que carecen de información valiosa. En este sentido, la nueva API limitará las extensiones web a 150,000 reglas por extensión, superando las 30,000 reglas por extensión de la API anterior.

Microsoft presenta nuevo kit de desarrollo de software para la creación de documentos

La compañía dijo que estos cambios ya habían comenzado a dar sus frutos, ofreciendo mejoras significativas en la privacidad y la seguridad de los usuarios. Al parecer, las instalaciones maliciosas en el navegador se han reducido en un 89 por ciento desde enero de 2018, mientras que se están bloqueando cerca de 1,800 cargas maliciosas mensuales, antes de que estas finalmente llegen al usuario.

De momento, Google no ha establecido una fecha específica para que entre en vigencia Manifest V3. Mientras tanto, la compañía seguirá revisando las actualizaciones y explorando nuevas maneras de expandir el uso de esta API entre la comunidad de desarrolladores.

Más en TekCrispy