Foto: Reuters

En febrero pasado, un grupo bipartidista de senadores estadounidenses expresaron su intención de salvaguardar la privacidad de los niños y adolescentes, luego de conocerse que Facebook estaba pagando a usuarios de entre 13 y 25 años de edad por instalar una app en sus smartphones que recopilaba datos del dispositivo para investigar a la competencia de la compañía de Mark Zuckerberg.

Una actividad similar fue llevada a cabo por Google, lo que provocó que Apple bloqueara las apps internas de iOS de ambas compañías para hacer cumplir las reglas de la App Store. En ese momento, los senadores enviaron tres misivas al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg; al vicepresidente senior de Google, Hiroshi Lockheimer; y a Tim Cook, CEO de Apple.

Las cartas cuestionaron a Facebook y a Google sobre sus acciones en contra de la privacidad de los usuarios a través de estas apps de investigación, además de plantear interrogantes a Apple sobre su manejo de la privacidad dentro de la App Store.

Una respuesta desalentadora

Luego de casi 4 meses de haber recibido la misiva, Facebook da decidido responder a los planteamientos de los senadores, incluyendo las críticas del demócrata Richard Blumenthal, quien planteó el mal manejo de la privacidad por parte de la red social.

Facebook Stories alcanza la marca de los 500 millones de usuarios

En este sentido, Facebook reveló que su app Facebook Research, la cual se prohibió de la App Store por violar las políticas de revisión de la tienda, recopiló datos confidenciales de al menos 187,000 usuarios desde el año 2016, incluyendo 34,000 adolescentes. Solo en EE.UU., la app recopiló datos de 31,000 usuarios, entre los cuales se encontraban 4,300 adolescentes.

Facebook aseguró que la aplicación, perteneciente a su iniciativa Project Atlas, recopiló los datos con fines de investigación. En este sentido, el documento afirma:

No revisamos todos los datos para determinar si contenían datos de salud o financieros (…) Hemos eliminado todos los datos de información de mercado a nivel de usuario que se recopilaron de la aplicación de investigación de Facebook, que incluiría cualquier información de salud o financiera que pueda haber existido.

Sin embargo, Facebook parece actuar al margen de la ley, y lejos de evitar este tipo de actividades en sus servicios actuales, lanzó ayer Study for Facebook, una aplicación disponible para usuarios mayores de 18 años de edad, que reclutará personas a través de anuncios para que se suscriban voluntariamente a su programa de recopilación de datos a cambio de un pago mensual.

Más en TekCrispy