Foto: Reuters

El fabricante de coches Volkswagen ha finalizado una asociación con la startup de conducción autónoma Aurora Innovation Inc., con sede en Silicon Valley, luego de que los objetivos planteados en el contrato no se cumplieron.

Según The Financial Times, Aurora debía ofrecerle a Volkswagen una tecnología llamada “Driver”, que impulsaría la fabricación de coches totalmente autónomos. Sin embargo, la startup terminó construyendo un sistema de asistencia al conductor, como el que actualmente está disponible en los vehículos de la marca Audi.

El año pasado, con motivo del Consumer Electronic Show, Volkswagen se convirtió oficialmente en uno de los primeros clientes de Aurora. El acuerdo entre ambas compañías finalizaba este mes de junio, sin embargo, fuentes familiarizadas con la asociación dijeron a Bloomberg que Volkswagen no tuvo interés en firmar un nuevo acuerdo con la startup fundada por Chris Urmson, ex director de conducción autónoma de Google.

Nueva alianza

Para no perder el ritmo en la carrera por el desarrollo de coches autónomos, Volkswagen estaría buscando un nuevo acuerdo con Argo AI, una startup respaldada por capital del gigante automovilístico Ford, que figura como uno de los principales rivales de Aurora Innovation en la carrera de la auto-conducción.

Volkswagen compartirá su plataforma de coches eléctricos con Ford

Los rumores son coherentes con la relación entre ambas compañías, ya que Ford y Volkswagen firmaron una alianza a escala global el pasado mes de enero, centrado en el desarrollo de camiones y camionetas. En ese momento, ambas compañías afirmaron que no se descartarían nuevas alianzas para fabricar coches eléctricos y autónomos.

Sin embargo, Aurora Innovation no ha perdido fuerza tras esta ruptura, ya que Fiat Chrysler anunció hace pocos días que utilizará la tecnología de conducción autónoma de la startup para impulsar el desarrollo de sus coches autónomos. Asimismo, la reciente recaudación millonaria liderada por el gigante del comercio electrónico, Amazon, es otro de los impulsos que ha tenido la startup de IA.

Más en TekCrispy