Facebook

A finales de enero pasado, se conoció que Facebook pagaba a usuarios adolescentes para que utilizaran una app que podía acceder a sus datos privados en el móvil. En ese momento, TechCrunch expuso la práctica inusual, llevada a cabo en 2016, donde Facebook ofrecía US$ 20 a usuarios entre 13 y 35 años a cambio de que descargaran una app que rastrearía los datos privados de sus móviles.

La app en cuestión, llamada Facebook Research, consistía en una VPN para Android e iOS que podía instalarse en cualquier móvil, y forma parte del Project Atlas de la compañía, un programa de “investigación” que recompensa a los usuarios por invadir su privacidad.

Luego del escándalo que implicó el pago a usuarios adolescentes por espiar sus móviles, Facebook ha relanzado su programa de investigación basada en pagos a los usuarios. Esta vez, la iniciativa lleva por nombre “Study from Facebook” y, presuntamente, está basado en una compensación justa y principios de privacidad. El del programa sigue siendo el mismo: obtener información sobre otras apps de la competencia y las características que ofrecen.

Study from Facebook

A través de un comunicado, Facebook explicó que la nueva aplicación estará disponible para usuarios de Android mayores de 18 años en EE.UU. y La India, los cuales serán reclutados a través de anuncios para que se suscriban voluntariamente al programa de recopilación de datos a cambio de un pago mensual.

Protege el tráfico que sale de tu smartphone con Warp

A diferencia de Facebook Research, donde Facebook hizo todo en secreto, la compañía advertirá a los usuarios que recopilará datos sobre las apps que están en su móvil, el tiempo que pasan utilizando dichas apps, país de origen, marca y modelo del dispositivo y el tipo de red. Además, Facebook determinará el tipo de actividad que el usuario realiza y las características de cada app.

Según la red social, no se recopilarán contraseñas, ID de usuarios, fotografías personales de los usuarios, videos o mensajes. Asimismo, Facebook asegura que la información obtenida no se venderá a terceros ni se agregará a perfiles de evaluación de la compañía. Sin embargo, aunque la palabra “transparente” aparece en el comunicado, Facebook reveló cuánto pagará a los usuarios por la recopilación de datos.

Aunque se trata de un intento menos aterrador de recopilación de datos, el nuevo programa podría llamar la atención de los reguladores, sobre todo en un momento donde Facebook y otros gigantes tecnológicos se enfrentan al escrutinio del Departamento de Justicia de EE.UU. por prácticas antimonopolio. En este sentido, los reguladores podrían ver este programa como un intento de Facebook por aplastar a la competencia mediante adquisiciones y copias de características en sus aplicaciones.

Más en TekCrispy