No es un secreto el drenaje de memoria RAM que resulta Google Chrome para equipos con pocos recursos. Si tu computador cuenta con un procesador reciente y unos 8GB de RAM probablemente no notes mayores cambios, sin embargo, usuarios con menores recursos de hardware empezarán a sufrir una ralentización insoportable. Esto es debido a que el navegador se va a haciendo cada vez más exigente, considerando todas las tareas que ejecuta.

Sin embargo, podemos cuidar ciertos factores para que el rendimiento del navegador en nuestro equipo sea el óptimo. En ese sentido, te traemos una serie de recomendaciones a fin de evitar que tu Chrome consuma toda la memoria RAM.

Actualiza a la última versión

Aunque parezca un cliché, actualizar a la última versión de Chrome resulta un buen primer paso considerando que, los desarrolladores del software han puesto especial atención en este aspecto tras las constantes quejas de los usuarios. De esta manera, las nuevas versiones que van apareciendo cuentan con un mejor rendimiento a nivel de administración de memoria que las antiguas.

Presta atención a las extensiones

Sabemos que las extensiones son una maravilla en este navegador y que pueden ayudarnos a potenciarlo, pero en exceso pueden ser nocivas. Recuerda que estas aplicaciones son pequeñas piezas de software que se ejecutan en cada pestaña e instancia del navegador, lo que trae como consecuencia que se multiplique el consumo de memoria y CPU tras cada ejecución de Chrome.

Aumenta el tamaño del texto en Chrome sin tocar el zoom

Si tu computador no cuenta con grandes recursos, revisa las extensiones que más usas y deshazte del resto para mejorar su fluidez.

Atento a las pestañas

El punto anterior viene atado a este, puesto que, abrir muchas pestañas implica que las extensiones contarán con mayor actividad y que además, el navegador estará ejecutando diversos procesos simultáneamente por lo que el consumo de RAM irá aumentando. Intenta trabajar con la menor cantidad de pestañas posibles o hazte con la extensión OneTab.

Con OneTab puedes concentrar todas las pestañas abiertas en una y mantenerlas en espera hasta el momento que las necesitas. Esto ayuda a una mejor gestión de memoria sin sacrificar las pestañas que necesitamos ocupar.

Bájala en este enlace.

Limpia la memoria caché

Otra práctica muy mencionada pero a la que poco le prestan atención. La caché es un espacio de memoria en donde el navegador mantiene algunos datos que ayudarán a abrir sitios web con mayor rápidez. No obstante, este espacio se va llenando de tantos elementos que acaba por ralentizar el navegador, en ese sentido, lo mejor es limpiarlo a través de la opción “Más herramientas” donde encontrarás la opción “Limpiar datos de navegación”.

Más en TekCrispy