La suspensión de las relaciones comerciales entre las empresas de Estados Unidos y Huawei por orden del gobierno de ese país, afecta mucho más allá que dispositivos móviles del fabricante, y un nuevo reporte señala que la compañía china ha suspendido la cadena de producción de sus portátiles.

El duro golpe de la sanción de Estados Unidos a Huawei está afectando todos los negocios de la compañía china, ya que al igual que Google, otras compañías tecnológicas como Microsoft e Intel también se vieron obligadas a romper relaciones comerciales, afectando duramente el mercado de portátiles de la marca.

En este sentido, un nuevo informe de DigiTimes señala que Huawei ordenó la suspensión de su cadena de producción de notebooks, y además detuvo el desarrollo de los nuevos equipos.

Huawei ha solicitado recientemente a sus socios de la cadena de suministro de portátiles que suspendan las entregas, y también ha detenido todos sus nuevos proyectos de portátiles, según fuentes de la cadena de suministro ascendente relacionada.

Microsoft e Intel y su suspensión de negociaciones con Huawei

Luego que el gobierno de Donald Trump prohibió a las empresas tecnológicas de EE.UU. que realizaran negocios con el fabricante Chino, tanto Microsoft como Intel se manifestaron de forma drástica.

Ambas compañías representan el corazón en el mercado de portátiles Huawei, ya que sus equipos son impulsados por hardware y software de compañías estadounidenes. Los chips Intel  y el sistema operativo principal es Windows.

Sin duda las medidas suponen un futuro oscuro para Huawei y su mercado de portátiles que actualmente no cuenta con tanta popularidad como en los dispositivos móviles, pero se ha hecho notar al presentar equipos portátiles de calidad. No obstante, tras el anuncio de EE.UU. la compañía de Redmond fue la primera en manifestarse al retirar la Huawei MateBook X de la tienda de Microsoft, la portátil catalogada por los críticos como una de las mejores del mercado, fue retirada drásticamente de la tienda.

MIT suspende relaciones con Huawei y ZTE por supuesta violación de sanciones de EE.UU

Posteriormente, se conoció que Microsoft también dejó de tomar pedidos de Huawei y al retirar la licencia de Microsoft impide que las portátiles lleven el sistema operativo de la firma.

En cuanto a Intel, los informes señalan que la compañía China adquirió un lote de componentes de hardware del fabricante, así como Qualcomm, que podrían ayudar a Huawei en el desarrollo de portátiles por un tiempo.

Por lo tanto, aunque Huawei cuente con tres meses de plazo para seguir vendiendo sus equipos en Estados Unidos, la compañía debería pensar en otras alternativas y aunque el desarrollo de un sistema operativo y hardware salte a la vista, no podemos olvidar que se trata de un proceso largo y tedioso.

No obstante, la decisión de la suspensión de la cadena de producción de portátiles sugiere que la compañía no planea seguir apostando por esta alternativa, dejando el futuro del mercado de sus portátiles en suspenso.

Más en TekCrispy