Un reporte del Wall Street Journal señala que la Oficina de la Casa Blanca solicita una prórroga de dos años en la prohibición del uso de los equipos Huawei por parte de los contratistas federales.

La Oficina de la Casa Blanca se une a las solicitudes de grandes tecnológicas como Google que reconsideran aplazar o suspender la prohibición del uso de equipos Huawei. En este sentido, se conoció que la Oficina de Administración y presupúesto (OMB) emitió una carta al Congreso de EE.UU, solicitando que se retrase la prohibición de equipos Huawei para funcionarios federales.

El reporte señala Russell T. Vought, director interino de la Oficina de Administración y Presupuesto, hizo la solicitud formalmente a Mike Pence para retrasar la prohibición del uso de Huawei contemplada en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés).

“Se trata de garantizar que las empresas que hacen negocios con el gobierno de los EE.UU. o que reciben subvenciones y préstamos federales tengan tiempo para liberarse de hacer negocios con Huawei y otras compañías tecnológicas chinas que figuran en la NDAA”, dijo Jacob Wood, portavoz de la Casa Blanca. OMB, le dijo al Wall Street Journal en un comunicado.

Huawei invita a los desarrolladores a su tienda de aplicaciones 'App Gallery'

Desde el 2018, el gobierno de Estados Unidos inició una campaña de desprestigio en contra de empresas chinas como Huawei y ZTE, prohibiendo el uso de equipos por parte de funcionarios del gobierno, alegando sospechas de espionaje.

En ese momento se estableció que la prohibición entraria en vigencia en los próximos dos años, no obstante, debido a que actualmente el conflicto entre Estados Unidos y Huawei es evidente, tanto las tecnológicas como los entes gubernamentales evaluan el alcance de esta medida y todo lo que implica para el mercado tecnológico.

Por lo que es razonable que los funcionarios de la Casa Blanca soliciten una prorroga de la misma, la carta de OMB continuó explicando que “varias agencias han escuchado preocupaciones significativas de una amplia gama de partes interesadas potencialmente afectadas que se verían afectadas”.

El informe señala que se desconoce si el Congreso retome la extensión solicita, ni si es probable que tomen acciones al respecto  entre ahora y las elecciones presidenciales de 2020.

Sin embargo, de aprobarse la extensión solicitada por la Casa Blanca para los contratistas elevaría la prohibición a cuatro años.

Más en TekCrispy