Foto: Yahoo Finance

La gobernadora demócrata del Estado de Maine, Janet Mills, firmó hoy uno de los proyectos de ley de privacidad más sólidos de EE.UU., que exige a los proveedores de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) utilizar, distribuir o vender los datos de navegación de los usuarios sin su consentimiento.

La Ley para Proteger la Privacidad de la Información del Consumidor en Línea, prohíbe a cualquier ISP que opere en Maine negarse a atender la queja de cualquier usuario, penalizarlo e incluso ofrecer incentivos a fin de presionarlo para que vendan sus datos. La regulación entrará en vigencia el próximo 1 de julio de 2019, y supone un gran logro para los defensores de la privacidad en EE.UU.

De esta forma, Maine se convierte en uno de los primeros estados del país norteamericano en avanzar hacia la protección los datos de navegación de los usuarios, luego de que California aprobó su propia regulación estricta en 2018, generando críticas entre los gigantes de la industria de Internet y el elogio de los activistas de la privacidad en línea.

Una regulación estricta

Algunos voceros de la industria han descrito la nueva ley de Maine como “altamente estricta”, incluso más que la de California. Esto se debe a que la regulación exige a los ISP solicitar el consentimiento “explícito” de los usuarios para vender sus datos personales. En el caso de la ley de California, los usuarios son los que deben solicitar a los ISP que no vendan sus datos.

Mozilla lanza Track THIS, un proyecto contra el rastreo de los anunciantes en Internet

Sin embargo, los legisladores de Maine consideran que la ley apela al “sentido común”, ya que las personas valoran su privacidad dentro y fuera de Internet. A través de un comunicado, la gobernadora Mills afirmó:

Internet es una herramienta poderosa y, a medida que se enlaza cada vez más con nuestras vidas, es apropiado tomar medidas para proteger la información personal y la privacidad de las personas de Maine (…) Con esta ley de sentido común, las personas de Maine pueden acceder a Internet con el conocimiento y la comodidad de que su ISP no puede comprar ni vender su información personal sin su aprobación expresa.

El proyecto de ley, aprobado por unanimidad por el Senado de Maine la semana pasada, fue auspiciado por la senadora Shenna Bellows, quien afirmó en una declaración que la legislación convierte a Maine en el mejor estado del país con respecto a la protección de la privacidad de los usuarios en Internet.

Más en TekCrispy