Foto: Reuters

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de EE.UU., votó de forma unánime el día de ayer para autorizar que las compañías de telefonía bloqueen las llamadas automáticas, también conocidas como robocalls, de manera predeterminada. La medida forma parte del esfuerzo de las autoridades por reforzar los planes de la industria de las telecomunicaciones de filtrar las llamadas sospechosas.

La decisión les dará carta blanca a las compañías telefónicas de permitir a sus usuarios bloquear cualquier número telefónico que previamente no se haya aprobado. De esta forma, el servicio ayudará a proteger a los usuarios de las estafas recurrentes a través de robocalls y de los vendedores molestos. En declaraciones a USA Today, el presidente de la FCC, Ajit Pai, afirmó sobre la decisión:

Esperamos que las compañías telefónicas se muevan rápidamente para usar esta herramienta y ayuden a los consumidores a bloquear llamadas telefónicas no deseadas (…) Entre otras cosas, el bloqueo de llamadas predeterminado reducirá los costos de manejo de llamadas automáticas que inundan sus redes y les ahorrará la pena al limitar las quejas de los clientes.

Un servicio que debería ser gratuito

Aunque se trata de una propuesta que, en definitiva, reducirá el número de estafas telefónicas a través de estas llamadas automáticas, quienes votaron en contra de la propuesta afirman que las soluciones de robocalls deberían ser gratuitas para los usuarios. En este sentido, Jessica Rosenworcel, comisionada demócrata de la FCC, afirmó:

No creo que a esta agencia deba dársele una palmadita en la espalda por sus esfuerzos para reducir las llamadas automáticas y luego exigir a los consumidores que paguen por ello.

En todo caso, el aumento en la cantidad de robocalls ha sido dramático en los últimos meses. Según YouMail, solo en el mes de mayo pasado, se realizaron 4,700 millones de llamadas de este tipo en EE.UU., superando en 600 millones de llamada el número alcanzado en junio de 2018.

Samsung crea centro de investigación para trabajar en la tecnología 6G

Empresas legítimas perjudicadas por la medida

Este tema ha sido del interés de los legisladores, con el Senado aprobando un proyecto de ley que permitiría imponer multas de hasta US$ 10,000 a los autores de las robocalls por cada llamada realizada.

La semana pasada, una coalición de empresas y grupos comerciales emitió un comunicado donde asegura que la propuesta de la FCC puede perjudicar su capacidad para llegar a los usuarios con llamadas legítimas. Las notificaciones de seguridad pública, de violaciones, avisos de entrega de productos, recordatorios de medicamentos y atención médica, son solo algunas de las llamadas que pueden ser bloqueadas con la medida de la FCC.

Más en TekCrispy