Una manifestante interrumpió a Jeff Bezos mientras se encontraba en pleno desarrollo de su conferencia de inteligencia artificial y robótica en la re:MARS.

Un reporte exclusivo de The Verge, señala que el CEO de Amazon dictaba una conferencia magistral del Project Kuiper, el ambicioso proyecto de la empresa que contempla proveer Internet desde el espacio, cuando fue interrumpido por una activista que le demandaba ayuda para los animales de granja.

Tú eres el presidente de Amazon y puedes ayudar a los animales.

La persona interrumpio la entrevista de Bezos. Credito Foto: James Vincent / The Verge

De acuerdo con el medio, la manifestante llevaba una rosa blanca de papel y un cordón de la conferencia, mientras se dirigía a Bezos.

La persona aseguró que estuvo en las granjas de pollo de Amazon y se preocupaba por el bienestar de estos animales. El sitio señala que la persona fue retirada rápidamente del escenario, y Bezos “se mostró impasible en todo momento”.

Amazon y su papel con los activistas defensores de animales

Aunque parece complicado imaginar a una empresa como Amazon relacionada con el ambiente de las granjas, The Verge señala que la empresa adquiere estos productos, precisamente la carne de pollo a grandes proveedores que han sido duramente atacados por activistas defensores de animales.

La organizacion Direct Action Everywhere (DXE), es una de las principales en estas iniciativas que han tomado incluso los almacenes de los proveedores.

DXE señala en su blog que Amazon es una de las empresas etiquetadas por vender productos que ponen en riesgo la vida de los animales.

Amazon vende abrigos de piel que han sido prohibidos en ciudades como San Francisco debido al brutal maltrato de animales, incluidos los perros.

Amazon también vende equipo para peleas de gallos, aunque las peleas de gallos son ilegales en todos los estados de los Estados Unidos, y la compañía vende foie gras, el hígado engordado de patos y gansos alimentados a la fuerza, que es ilegal en estados como California.

Los activistas de DXE afirman haber visitado una docena de granjas que suministran productos de pollo de “rango libre” a Whole Foods. Amazon compró Whole Foods en 2017 por $ 13.4 mil millones.