Google

El principal objetivo de Google con su proyecto Street View es contribuir a “cartografiar” la contaminación del aire en todas las ciudades del mundo, mientras las personas y organizaciones reciben mapas de calidad del aire precisos, confiables y en la más alta resolución.

En 2012, el Fondo de Defensa Ambiental (EDF, por sus siglas en inglés), propuso la idea de incorporar a los coches de Street View sensores de contaminación. En principio, los coches tenían la capacidad de detectar el metano proveniente de los gases de efecto invernadero y, posteriormente, Google agregó la capacidad de medir elementos como el oxígeno, el ozono y otras partículas.

Datos para combatir la contaminación

A través de una publicación en su blog, Google reveló que permitirá a los científicos acceder a los datos recopilados con sus coches Street View en el Área de la Bahía y en Central Valley, California. El objetivo, según la compañía, es facilitar a los investigadores el acceso a información importante sobre lo que está ocurriendo con el aire en todo el mundo.

Entre los datos que compartirá la compañía, destacan los resultados de sus mediciones del aire durante los incendios forestales de Wine Country, además de las zonas agrícolas de Central Valley. A pesar de que esta información no está disponible para todas las personas, los científicos interesados en participar en la iniciativa pueden solicitar acceso a los datos a través del siguiente formulario.

Actualmente, Google cuenta con proyectos similares a Street View en Ámsterdam, Houston, Salt Lake City, Copenhague y Londres. En 2018, los coches de Street View comenzaron a circular en Londres, donde también se habilitaron cerca de 100 sensores en edificaciones y faroles de calle. A finales de este año, la compañía de Mountain View planea expandir su programa Air View hacia Sudamérica, África y Asia, mientras que otros 50 coches deberían incluir los sensores de calidad de aire para principios de 2019.