Foto: Reuters

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de EE.UU. ha demandado a la empresa canadiense Kik Interactive por haber recaudado de manera ilegal US$ 100 millones en la venta de tokens de su Oferta Inicial de Moneda (ICO, por sus siglas en inglés), llevada a cabo en 2017.

La demanda fue presentada el día de hoy, tiene como objetivo la devolución de los intereses a la SEC por parte de Kik, una prohibición permanente para realizar ICOs y una sanción mayor. La autoridad argumenta que Kik inició un nuevo negocio auspiciado por la venta de tokens luego del fracaso de su app de mensajería instantánea. En este sentido, Kirk habría llevado a cabo la ICO para evitar la bancarrota y cobrar vida de nuevo.

Presunta violación de las leyes de valores

La SEC también afirma que, durante la ICO, Kik vendió su token Kin como una “inversión”, asegurando que el valor del token se incrementaría y que aumentaría su demanda progresivamente en su app de mensajería, además de otros incentivos. En este sentido, Kik dijo que crearía un número finito de tokens y que la demanda creciente haría que su valor aumentara.

Asimismo, el regulador de valores estadounidense dijo que Kik se había aprovechado de un nuevo modelo de negocio para hacer un montón de dinero, al igual que los primeros inversionistas que adquirieron los tokens Kin. Según la SEC, cuando Kik prometió transacciones de valores con su token, la compañía incurrió en un delito al no registrar el negocio ante la agencia.

¿Kik Interactive se defenderá?

Robert A. Cohen, Director de la Unidad de Seguridad Informática de la División de Cumplimiento de la SEC, afirmó en un comunicado que las ganancias futuras son un sello que distingue a las ofertas de valores que deben someterse a las regulaciones federales de valores.

A finales de enero pasado, el CEO de Kik Interactive, Ted Linvingston, aclaró que su token opera como una moneda y no como un valor no registrado, como afirma la SEC. En este sentido, el ejecutivo afirmó que la oferta no fue un fraude y que su compañía realizó esfuerzos sustanciales para cumplir con cualquier ley vigente durante la venta de Kin, y que se defenderá en todas las instancias de cualquier acusación que ponga estos esfuerzos en duda.

Más en TekCrispy