Foto: Reuters

El Tribunal Supremo de Irlanda ha rechazado una solicitud de apelación presentada por Facebook, que buscaba impedir que el máximo tribunal de la nación remitiera 11 preguntas al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (CJEU, por sus siglas en inglés), sobre la validez del proceso de transferencia de datos desde la Unión Europea a EE.UU.

La decisión forma parte de una extensa disputa legal iniciada por Max Schrems, abogado austriaco, quien denunció que la participación de la compañía de Mark Zuckerberg en el programa Prims, de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., expone los datos privados de los residentes de Europa.

Se espera que la decisión tenga consecuencias en la validez de las SCC (Cláusulas Contractuales Estándar), utilizadas ampliamente por las compañías en la transferencia de datos de usuarios entre Europa y EE.UU. De esta forma, se determinará si cumplen con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés).

¿Por qué el tribunal rechazó la petición de Facebook?

El presidente del Tribunal Supremo de Irlanda, Frank Clarke, afirmó que la institución no puede apelar las decisiones del Tribunal Superior contra los términos de referencia. En este sentido, el CJEU deberá abordar las interrogantes en una audiencia que se llevará a cabo el próximo 9 de julio de 2019.

Casi 400 oficiales de policía de EE.UU. pertenecen a grupos extremistas de Facebook

Según Reuters, después de la decisión del tribunal, Schrem acusó a Facebook de invertir mucho dinero para detener el progreso de este caso. En este sentido, el abogado afirmó:

Es bueno ver que la Corte Suprema no ha seguido los argumentos de Facebook que negaron totalmente todos los hallazgos existentes hasta el momento (…) Ahora estamos esperando la audiencia en el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

La decisión del máximo tribunal irlandés es la continuación de una audiencia protagonizada por Facebook en enero pasado, en la que la compañía impugnó un hallazgo previo del Tribunal Superior de Dublín, donde se acusó a EE.UU. de “vigilancia masiva e indiscriminada” en contra de los ciudadanos de la Unión Europea a través de Facebook.

Más en TekCrispy