En las últimas décadas, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han modificado muchos aspectos de nuestra vida personal y profesional. El sector educativo no ha sido inmune a esta tendencia.

De hecho, la caída gradual de los precios de las TIC ha aumentado considerablemente su disponibilidad para las instituciones educativas. Por lo tanto, los dispositivos electrónicos como computadoras personales, tablets, pantallas de proyectores multimedia y lectores de libros electrónicos, así como sus aplicaciones, ahora son herramientas de enseñanza comunes en muchos centros educativos.

Con esta aplicación podrás compartir tweets en Instagram sin sacar screentshots

Tendencia creciente

Además, en los últimos años, casi todas las escuelas de los países desarrollados, y muchas de los países en desarrollo, han obtenido acceso total a internet, la mayoría de ellas a través de conexiones wi-fi.

Los resultados de estudio refuerzan la idea de que los blogs y los sitios de redes sociales perjudican activamente el rendimiento, en lugar de simplemente obstaculizar el aprendizaje.

Gracias a la amplia disponibilidad de estas conexiones, también ha crecido el uso de aplicaciones, que incluyen redes sociales como Facebook y plataformas de microblogging como Twitter, en las escuelas.

En este sentido, un reciente estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Milán, encontró que Twitter no solo no mejora el logro intelectual de los estudiantes, sino que lo socava sustancialmente.

La investigación se basó en una muestra de aproximadamente 1.500 estudiantes que asistieron a 70 escuelas secundarias italianas durante el año académico 2016-2017.

La mitad de los estudiantes usó Twitter para analizar “Il fu Mattia Pascal”, la novela de 1904 escrita por premio Nobel italiano Luigi Pirandello, que satiriza las cuestiones del autoconocimiento y la autodestrucción.

Menor rendimiento

Los estudiantes publicaron citas y sus propias reflexiones, comentando tweets escritos por sus compañeros de clase. Los maestros intervinieron para estimular la discusión en línea.

La otra mitad se basó en los métodos tradicionales de enseñanza en el aula. El desempeño se evaluó en base a una prueba que midió la comprensión, el conocimiento y la memorización del libro.

Las computadoras personales, tablets, pantallas de proyectores multimedia y lectores de libros electrónicos ahora son herramientas de enseñanza comunes en muchos centros educativos.

Los investigadores encontraron que el uso de Twitter para enseñar literatura tiene un efecto perjudicial general en el desempeño promedio de los estudiantes, lo que redujo el rendimiento en un examen estandarizado en aproximadamente  25 a 40 por ciento.

En particular, el descenso fue más acusado entre los estudiantes con mayor rendimiento, los nacidos en Italia y los que obtuvieron un puntaje más alto en una prueba de referencia.

Twitter pudo haber compartido datos de usuarios con sus socios publicitarios sin autorización

Este hallazgo, explican los investigadores, refuerza la conclusión de que los blogs y los sitios de redes sociales perjudican activamente el rendimiento, en lugar de simplemente obstaculizar el aprendizaje.

Una portavoz de Twitter declinó comentar sobre el estudio. Por supuesto que entre los propósitos de la compañía no se encuentra hacer que sus usuarios sean más inteligentes, pero su declaración de misión establece objetivos no tan diferentes de los de un curso de literatura: “dar a todos el poder de crear y compartir ideas e información al instante y sin barreras”.

Referencia: Let’s tweet again? The impact of social networks on literature achievement in high school students: Evidence from a randomized controlled trial. Dipartimento di Economia e Finanza, Università Cattolica Del Sacro Cuore, 2019. https://bit.ly/2XvCDRH

Más en TekCrispy