La narcolepsia es un trastorno neurológico de carácter crónico que se origina en la incapacidad del cerebro para regular los ciclos de sueño y despertar como lo haría normalmente.

De esta forma, a lo largo del día, las personas con narcolepsia experimentan impulsos repentinos de dormir, que pueden hacer que se queden dormidos desde segundos hasta varios minutos. Solo en casos raros estos episodios pueden extenderse durante una hora o más.

Cataplejía, un síntoma distintivo de la narcolepsia

Las personas con narcolepsia pueden sufrir una parálisis de sus músculos como cataplejía.

Pero además de la perturbación del sueño, otro de sus síntomas más representativos es la  cataplejía, también conocida como debilidad muscular temporal, que se produce en alrededor del 70 por ciento de los pacientes que la padecen.

La cataplejía es una pérdida súbita del tono muscular que causa sensaciones de debilidad y pérdida del control de los músculos. Las personas con narcolepsia pueden experimentarlo en cualquier momento mientras estén despiertos.

Los ataques de cataplejía pueden afectar solo las piernas, los brazos o la cara. Sin embargo, en los más graves, el cuerpo puede colapsar en su totalidad quedando incapaz de moverse, hablar o mantener los ojos abiertos, estando completamente conscientes. Este es el rasgo más distintivo de la enfermedad.

La narcolepsia ocurre a causa de un ataque autoinmune en la sección cerebral que se encarga de regular el sueño y la vigilia. Hasta el momento, se asocia la aparición de la cataplejía a la parálisis que ocurre en el sueño REM.

Las personas con narcolepsia pueden quedarse dormidas en momentos inapropiados de manera repentina varias veces durante el día.

El sueño REM, también conocido en español como sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), sueño paradójico o sueño desincronizado, es una fase del sueño en la que, tal como indica su nombre, se producen movimientos oculares aleatorios y rápidos, se reduce el tono muscular y la persona suele soñar.

Sin embargo, en las personas con narcolepsia, la parálisis el sueño REM parece permanecer al despertar.

Ahora bien, la narcolepsia se identificó por primera vez en el siglo XIX, y desde entonces, los neurólogos han observado que la diversión y otras emociones positivas pueden provocar la cataplejía.

La relación entre el humor y la cataplejía

Un estudio consistió que niños y adolescentes con narcolepsia vieran videos graciosos y los clasificaran, y observar su actividad cerebral para predecir la cataplejía.

Para estudiar la posible conexión entre el humor y la cataplejía, los neurólogos de la Universidad de Bolonia han hecho que niños y adolescentes con narcolepsia sin tratamiento previo vean cortometrajes como Roadrunner y Coyote, e incluso videos de gatos en YouTube.

La dinámica consistía en que estos eligieran entre algunos videos divertidos, los cuales vieron mientras llevaban electrodos de encefalograma (EEG) y dentro de un escáner de imágenes de resonancia magnética (MRI).

En los resultados se observó que la risa inducida por la emoción ocurrió en 16 pacientes, y de estos 10 presentaron el síntoma de cataplexia para un total de 77 eventos con una duración promedio de 4,4 segundos.

“La cataplejía se caracterizó por breves pérdidas de tono muscular milohioideo y por la observación de episodios de hipotonía facial, caída de la mandíbula y ptosis”.

Pacientes de narcolepsia parecen evitar la aparición de la cataplejía

En un artículo sobre neurología publicado este año, un grupo de especialistas informa que los jóvenes con narcolepsia presentan un patrón de actividad metabólica más amplio que ilumina el cerebro cuando se ríe, como se observa en los análisis médicos. Sin embargo, estos no experimentan cataplejía.

Por ejemplo, al reaccionar a algo humorísticos, la corteza motora, responsable del control del movimiento voluntario, se activa más que en las personas neurotípicas.

Quinn Eastman, de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory le preguntó a Vaudano si este hallazgo significaba que los pacientes jóvenes estaban tratando de controlar sus episodios de cataplejía.

Vaudano comentó que algunos pacientes pueden desarrollar sus propios trucos para evitar el síntoma. Por ejemplo, pensar en otra cosa o tensar sus músculos para evitar perder el control. Ella y sus colegas especulan que los participantes del estudio, pacientes recién diagnosticados, están desarrollando “estrategias precoces e inconscientes para inhibir la aparición de la cataplejía”.

Hipersensibilidad a posibles estímulos humorísticos

Según, Vaudano, una región del cerebro llamada zona incerta, que significa zona de incertidumbre, solo se activaba cuando se reían las personas con narcolepsia. Pero aun cuando no experimentan el síntoma de la cataplejía, las personas que padecen esta condición reaccionan de una manera diferente al humor.

La información va muy acorde a un estudio más reciente llevado a cabo por investigadores noruegos, en el que los investigadores hicieron que las personas con narcolepsia y sus familiares sanos vieran videos graciosos y los calificaron según su criterio.

No hubo diferencias en la activación cerebral entre los pacientes y los sanos para dichos videos, según la resonancia magnética.

Sin embargo, se observaron diferencias únicamente en los videos con líneas de remate consideradas como neutrales, es decir, no graciosas, por los espectadores.

Las personas con narcolepsia presentaron mayor actividad cerebral en comparación con los espectadores que no padecían narcolepsia en varias regiones cerebrales relacionadas con el procesamiento de emociones y el sueño REM. Es decir, algunas partes del cerebro reaccionaron como si las películas fueran graciosas, aunque en realidad no les parecía así.

Stine Knudsen, la líder del estudio, explicó que este fenómeno puede significar que las personas con narcolepsia estaban en guardia, o presentaban una “hipersensibilidad a posibles estímulos humorísticos”. Esto explicaría también por qué los síntomas del trastorno cambia desde su diagnóstico en la infancia hasta la adultez.

Aunque Eastman señala que ha entrevistado a varios pacientes han asegurado experimentar episodios de catalepsia con emociones diferentes al humor, como la ira, la sorpresa o la decepción.

Referencias:

People with narcolepsy process humor differently. https://massivesci.com/articles/nacrolepsy-humor-brain-ode-to-joy/?utm_source=drip&utm_medium=email&utm_campaign=Brainpost+week+1&utm_content=Play+and+sleep+for+your+brain%27s+health

The Brain Correlates of Laugh and Cataplexy in Childhood Narcolepsy. 2015. http://www.jneurosci.org/content/35/33/11583.long

Hypocretin-deficient narcolepsy patients have abnormal brain activation during humor processing. 2019. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30923809

The neuronal network of laughing in young patients with untreated narcolepsy. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30635496