Por lo general, las aves y los mamíferos dependen de su visión para estimar las cantidades de alimento. Sin embargo, un grupo de investigadores descubrió que los elefantes son un poco diferentes en este aspecto.

Los elefantes pueden contar con su olfato.

Joshua Plotnik de la City University de Nueva York y sus colegas llevaron a cabo un estudio con seis elefantes asiáticos en Tailandia (Elephas maximus) en el que se enfocaron en determinar la capacidad de estos para discernir entre diferentes cantidades de semillas.

Los elefantes de Tailandia aman las semillas de girasol

A los elefantes de Tailandia les gustan las semillas de girasol, y en el estudio se colocaron cantidades de 4 a 24 gramos en diferentes cubetas que olfatearon.

Plotnik asegura que todos los elefantes con los que ha trabajado en Tailandia aman las semillas de girasol, aunque no conoce la razón.

Durante el experimento, los investigadores colocaron dos cubos con tapas cerradas en una mesa larga. Cada uno de ellos contenía cantidades de semillas de girasol que iban de 4 a 24 gramos.

Cada ensayo utilizó una de las 11 porciones de semillas dentro de los cubos. Por ejemplo, 1 a 2, o 3 a 5. Los elefantes olían los cubos, luego los abrían y escogían uno para comer. Cada uno completó 10 ensayos en total, y todos escogieron la cubeta con más comida.

Ahora bien, para eliminar la posibilidad de que los elefantes se guiaran por señales de los humanos, se realizó una prueba doble ciego. En esta, los investigadores no sabían qué cubo contenía más semillas.

Plotnik también quiso descartar la posibilidad de que los elefantes se estuvieran escogiendo la cubeta con mayor contenido porque las semillas alcanzaban mayor altura dentro de esta, pero el resultado fue el mismo:

“Después de eso, pensé que tal vez solo están oliendo mejor la cantidad más grande porque las semillas alcanzan mayor cantidad en el cubo. Pero levantamos las semillas en el balde para que estuvieran al mismo nivel, y los elefantes aún podrían notar la diferencia”.

Los elefantes pueden contar con su nariz

Los elefantes diferenciaban las cantidades de comida dentro de las cubetas, y escogían la que tenía más semillas.

A medida que aumentaba la diferencia entre las cantidades de semillas que se les presentaban en los cubos, los elefantes seleccionaban la mayor cantidad con mayor frecuencia. A raíz de ello, Plotnik concluyó que los elefantes pueden contar por medio de su sentido del olfato:

“Notablemente, algunos de los elefantes pudieron distinguir entre 150 y 180 semillas de girasol, una diferencia que sería difícil para usted o para mí determinar a simple vista. Si bien sabemos que los elefantes tienen un sentido del olfato notablemente agudo, su capacidad para distinguir entre diferencias tan sutiles en cantidad introduce nuevas preguntas sobre cómo los elefantes podrían estar utilizando este poderoso sentido”.

Una vez corroborado esto, solo queda explicar cómo lo hacen. Las capacidades cerebrales de los elefantes están más enfocadas al sentido del olfato en comparación con las de otros animales. De hecho, sus principales preocupaciones son la socialización con sus similares y encontrar comida, por esto pueden incluso diferenciar entre cantidades de comida.

A propósito de esto, Melissa Schmitt, de la Universidad de California en Santa Bárbara, comenta:

“Para muchos de los grandes mamíferos, especialmente los herbívoros, no entendemos realmente lo que implica el proceso de búsqueda de alimentos, ya sea calidad o cantidad. Esta es una de las primeras pruebas de cómo los elefantes eligen los alimentos basándose solo en la cantidad y en el uso del olfato”.

Esta habilidad permite a los animales encontrar escondites con mayores cantidades de comida, lo cual es muy importante para los de gran tamaño como los elefantes. Por lo que este estudio podría servir de base para comparar la precisión de estos con otros animales en este aspecto.

Referencias:

Elephants have a nose for quantity. Plotnik. https://www.pnas.org/content/early/2019/05/28/1818284116