A principios de mayo, el estado de Georgia en Estados Unidos aprobó la “ley del latido”, que prohíbe el aborto en mujeres con apenas seis semanas de embarazo, incluso en casos de violación e incesto. Por supuesto que la noticia recorrió el mundo y reactivó muchas manifestaciones “pro-choice” y aunque puede que no tenga que ver, ha llegado a afectar la industria del cine y la televisión.

¿Cómo es esto posible? Varios estudios importantes como Netflix, Disney y WarnerMedia se han pronunciado al respecto llamando a un boicot para frenar las producciones en Georgia, un estado que obtiene miles de millones de dólares de las producciones de cine y televisión cada año.

Netflix habló primero

Ted Sarandos, el director de contenido de Netflix, expresó que, de aprobarse la ley antiaborto, porbablemente “reconsiderarían” seguir grabando proyectos en Georgia.

Luego de unos cuantos días de silencio entre los grandes estudios de Hollywood, Netflix dio el primer paso en emitir declaraciones con respecto a la polémica ley antiaborto que entrará en vigencia en 2020.

En una exclusiva para Variety, Ted Sarandos expresó que trabajarán junto a la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) para que la ley no llegue a implementarse, pero que, mientras la ley no entre en vigencia, seguirán filmando en Georgia y continuarán “apoyando a los aliados y artistas que decidan no hacerlo”. No obstante, Sarandos asomó la posibilidad de que, si llegase a entrar en vigencia, “repensarían por completo su inversión en Georgia”.

Y aunque Netflix fue la primera en hablar, no fue la primera en actuar. Días antes de tal declaración, la productora Lionsgate Entertainment decidió abandonar el estado para filmar en otra locación, a raíz del anuncio de la polémica ley.

Otros estudios como Disney y WarnerMedia también reconsiderarían rodar en Georgia

Siguiendo los pasos de Netflix, otros grandes estudios –con series y películas altamente conocidas– como Disney, WarnerMedia, AMC, Viacom, Sony, NBCUniversal y CBS han expresado su rechazo por la ley, expresando en la misma línea de la productora de Los Gatos que, de entrar la ley en vigencia, dejarían de filmar en este estado.

En una declaración para The Hollywood Reporter, WarnerMedia expresó que estará evaluando la situación “de cerca” y que, si la ley llega a entrar en vigencia, “reconsideraremos Georgia como el hogar de nuestras nuevas producciones”.

Por su parte, Bob Iger, CEO de Disney, adelantó que, de llegar a tener efecto esta ley, sería “muy difícil” para la compañía continuar filmando en Georgia, pues muchas personas pudieran no querer trabajar en este estado:

“Dudo que continuemos grabando. Creo que mucha gente que trabaja para nosotros no querrá trabajar allá, y tendremos que cumplir con sus deseos en ese caso. Ahora mismo estamos observándolo muy cuidadosamente”.

Pero, ¿por qué Georgia?

Tal vez te preguntarás por qué hacemos tanto énfasis en Georgia si hay otros siete estados que han aprobado la misma ley en lo que va de año y es completamente válido, sin embargo, Georgia es uno de los estados más importantes para Hollywood, dado que es ahí donde se graban –y se han grabado– cientos de producciones tanto de cine como de televisión.

Todos los grandes estudios producen una buena cantidad de dinero –miles de millones de dólares, como mencionamos al principio–, sin contar la totalidad de los impuestos que genera la industria audiovisual en Georgia.

Tanto ‘Avengers: Endgame’ como ‘Black Panther’ le siginificaron a Georgia una buena cantidad de dinero en ganancias por haber sido filmadas en este estado.

Como ejemplo, podemos mencionar que tan solo Disney le generó millones de dólares al estado entre 2018 y 2019 al haber sido el hogar de producciones increíblemente taquilleras como ‘Black Panther’ y ‘Avengers: Endgame” –la película más taquillera de la historia, incluso por encima de ‘Titanic’–, así que, si la casa de Mickey Mouse se retira del juego, muchos ingresos del estado podrían venirse abajo.

De acuerdo con un informe de Vulture, los principales atractivos fiscales –entre 20% y 30%– de Georgia le han hecho ganar una fama al estado como una nueva sede de Hollywood, con una ganancia de al menos 2.7 mil millones de dólares al cierre del año fiscal de 2017 (febrero de 2018), además de los miles de empleos que genera.

Miles de trabajos podrían perderse

Tal como resalta Reuters en un reporte especial, la industria audiovisual le genera más de 92 mil empleos en Georgia –cifra de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos, MPAA por sus siglas en inglés–. Y para que vean un número igual de impresionante, tan solo en 2018 se rodó un total de 455 producciones.

Aún más, hay que considerar aquellas producciones que todavía se encuentran en desarrollo, como las de WarnerMedia, ‘El conjuro 3’, y la próxima a comenzar, la secuela de ‘Suicide Squad’.

La decisión de no filmar en esta locación no solo recae sobre los ejecutivos de las productoras, sino en sus talentos. Los actores podrían mostrarse en absoluto rechazo ante la aprobación de la ley, tal como ha ocurrido con Kristen Wiig y Annie Mumolo, quienes ya han abandonado sus planes de filmar en el estado, además de J.J. Abrams, Jordan Peele y Jason Bateman, quien también expresó que dejaría de trabajar en Georgia si la ley llegase a entrar en vigencia.

Pero también hay silencio

La secuela de ‘Suicide Squad’ es una de las películas de WarnerMedia que estaría en peligro de cancelación en caso de que la ley entre en vigencia.

Varios actores de la industria han criticado el silencio de ciertos estudios con respecto a la ley, los cuales han escogido el camino de “fingir demencia” en pro de la comunidad, tal como ocurrió con Chernin Entertaiment, que ya había entrado en producción de una trilogía cinematográfica, ‘Fear Street’, además de la serie de televisión ‘P-Valley’.

Al preguntársele sobre su posición con respecto a la recién aprobada ley, los ejecutivos del estudio consideraron que retirarse del estado estarían “haciéndoles daño a los trabajadores que dependen de la producción para vivir, incluyendo muchas mujeres”, y que la pelea por los derechos de las mujeres era en la arena legal. Al igual que Netflix, el estudio escogió acompañar a la ACLU en la batalla legal para estar “hombro a hombro con las mujeres de este estado y de los otros que estén bajo ataque”.

Por donde se le mire no será una batalla fácil ni corta, pues a pesar de que gran parte de la industria apunte al boicot –específicamente aquellos que también pertenecen al movimiento MeToo y al Time’s Up, dadas las connotaciones de la ley que prohíbe el aborto incluso en casos de abuso sexual–, es cierto que cortar 92 mil empleos de un momento a otro originaría una tremenda crisis económica no solo en el estado sino en la industria general.

Si tuviéramos que quedarnos con una frase que resume la situación, sería con una expresada por el director de fotografía de ‘The Walking Dead’, Stephen Campbell:

“Hay un movimiento en el lugar que rechaza esta ley y que resalta la importancia de la industria audiovisual y todos los empleos que genera tanto para mujeres como para hombres. Tenemos que mantenernos positivos”.

Solo el tiempo dirá qué ocurrirá en la industria audiovisual de Georgia si la ley antiaborto llega a entrar en vigencia, mientras tanto podemos predecir que más estudios se pronuncien al respecto en tanto sus actores deseen continuar trabajando en ese estado o no.