Las empresas de telefonía T-Mobile y Sprint se encuentran negociando una futura asociación, pero para que esto ocurra, deben sacrificar uno de sus productos (Boost Mobile) y quien lo adquiera podría convertirse en un competidor potencial.

En este sentido, un nuevo reporte de Reuters señala que ese competidor podría ser Amazon, ya que al parecer la compañía está interesada en adquirir Boost Mobile, el servicio inalámbrico prepago de teléfonos celulares perteneciente a T-Mobile y Sprint Corp.

Una medida legal

El precio que debe pagar New T-Mobile –como se llamaría la marca fusión entre los proveedores T-Mobile y Sprint–, para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos apruebe dicha asociación, es vender Boost.

Esto con el fin de reducir su participación de mercado en el negocio inalámbrico prepago y obtener la aprobación regulatoria para su fusión planificada de US$ 26 mil millones, una de las medidas establecidas por los entes oficiales.

Debido a que Amazon podría ser uno de los compradores potenciales de Boost Mobile, le permitiría usar la nueva red inalámbrica de T-Mobile durante al menos seis años, según una de las fuentes anónimas.

Esto sin duda podría ser un movimiento estratégico de Amazon al hacerse con dos productos de las compañías, ya que además la fuente señala que la compañía está interesada en el espectro inalámbrico del que también debe deshacerse T-Mobile, para que la nueva marca sea aprobada.

¿Amazon planea volver al mercado móvil?

Aunque Amazon no ha confirmado tales movimientos, según Reuters, no es la primera vez que la compañía de E-commerce explore el mercado móvil. Ya lo intentó una vez con el Fire Phone, que no caló en el mercado de tecnología.

Sin embargo, la compañía de Jeff Bezos ha demostrado que no teme a experimentar e invertir en nuevas tecnologías y su posición actual como una de las empresas de tecnología más poderosa lo demuestran.

Asimismo, recientemente se rumoreó que Amazon estaba trabajando en un dispositivo inteligente capaz de detectar emociones. Por lo que la tecnología de Boost Mobile así como la capacidad del espectro inalámbrico podría convertirlo en el proveedor de servicio inalámbrico poderoso, sin mencionar que podría expandir el uso de los dispositivos inteligentes de la marca.

Sin embargo, el reporte señala que El Departamento de Justicia de los EE. UU. debe examinar al comprador de un activo cedido, para garantizar que permanezca viable y preservar la competencia.

La fuente señala que la compra de Boost Mobile podría alcanzar los US$3,000 millones, pero esta cifra podría aumentar si deciden adquirir el servicio que actualmente cuenta con 7 y 8 millones de clientes más el espectro inalámbrico.