Marte es un planeta de arena y la cámara a bordo del Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO, por sus siglas en inglés) nos ha brindado bellas imágenes de sus formidables dunas de arena.

Durante mucho tiempo los científicos se han preguntado cómo se formaron las asombrosas esculturas de arena que se observan en Marte. Este anhelo de entendimiento sirvió de impulso para que un equipo de investigadores del Laboratorio de Ciencias Planetarias de la Universidad de Arizona, estudiara cómo se mueve realmente la arena en el planeta rojo.

Clima extremo: junio fue el mes más caluroso en Europa

Diferente a nuestro planeta

De acuerdo a los resultados de estas indagaciones, las dunas marcianas son tan diferentes a las terrestres, debido a que su movimiento está regido por factores diferentes a los de la Tierra, como los vientos marcianos, la delgada atmósfera del planeta, la temperatura y la topografía, los cuales afectan la manera en que se forman las dunas.

Los investigadores encontraron que la tasa de movimiento de arena es significativamente diferente entre los distintos lugares.

De hecho, estos elementos se comportan de manera tan diferente a los terrestres, que forman dunas y esculturas de arena que no se encuentran en ningún lugar de nuestro planeta.

En comparación con la atmósfera terrestre, la atmósfera marciana es tan delgada que su presión promedio en la superficie es apenas un 0,6 por ciento de la presión del aire de nuestro planeta a nivel del mar. Esto significa que el planeta Marte no tiene suficiente energía eólica para mover la arena.

Para el estudio, los científicos seleccionaron 54 campos que tienen 495 dunas individuales de 2 a 120 metros de altura. Utilizando los datos recopilados en los últimos cinco años por la cámara HiRISE, integrada en el MRO de la NASA, los investigadores pudieron crear un mapa de volúmenes de arena y tasas de migración de dunas.

Formaciones peculiares

En todo el planeta, se encontraron lechos de arena y polvo con forma de viento activos en fosas estructurales (cráteres, cañones, grietas y grietas), así como restos volcánicos, cuencas polares y llanuras que rodean los cráteres.

Además de explicar las peculiares formas de las dunas de arena marcianas, el estudio es significativo porque puede ayudar a los científicos a planificar futuras misiones humanas a Marte.

Los investigadores encontraron que la tasa de movimiento de arena es significativamente diferente entre los distintos lugares. Por ejemplo, las dunas en forma de media luna se mueven en un promedio de solo medio metro por año, que es 50 veces más lento que las que se encuentran en la Tierra.

Esto ha dado como resultado formaciones muy particulares de arena, las cuales muy probablemente sean exclusivas del planeta Marte.

El agua no es tan indispensable en la formación de huracanes

En contraste, en algunas regiones como el Syrtis Major Planum, las montañas Hellespontus y una región llamada Ergs del Polo Norte, tienen un movimiento de arena más fuerte.

Los investigadores piensan que el movimiento de arena relativamente rápido en estas regiones puede ser causado por cambios dramáticos en la elevación de la superficie y la temperatura, algo que no observamos en nuestro planeta.

Referencia: Boundary condition controls on the high-sand-flux regions of Mars. Geology, 2019. https://doi.org/10.1130/G45793.1

Más en TekCrispy