Foto: Reuters

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció a principios de este año que la compañía abordaría sus problemas de privacidad y rediseñaría varias de sus características, incluyendo la encriptación de mensajes privados de los usuarios. Ahora, esta propuesta está siendo el centro de un intenso escrutinio por parte de uno de los senadores estadounidenses más preocupados por el tema de la privacidad en Internet.

Josh Hawley, senador republicano, envió una carta a Zuckerberg donde plantea diversas dudas con respecto a los cambios que la compañía planea implementar en términos de privacidad.

Compromiso “vago” de privacidad

La ausencia de una regulación clara en materia de privacidad, que permita controlar la manera en que los gigantes tecnológicos recopilan datos de los usuarios, es la principal razón por la que estas compañías parecen considerar que están al margen de la ley.

En países como Canadá y el Reino Unido, Facebook se ha negado a enviar a sus principales ejecutivos para rendir cuentas sobre las violaciones a la privacidad protagonizadas por la red social. Y más allá de que estén obligados a rendir cuentas o no, la falta de disposición con las autoridades demuestra que el compromiso de estas compañías con nuestra privacidad es simplemente una utopía.

Senador Josh Hawley / Foto: Washington Post

La carta enviada a Facebook por el senador Hawley es una prueba más de esto, ya que, lejos de obtener una respuesta aceptable, la compañía dejó el camino despejado para nuevas dudas sobre su nivel de ética en términos de privacidad. En la misiva, Hawley preguntó si Facebook recopilaría metadatos de los mensajes encriptados para hacer seguimiento de las preferencias de los usuarios y seccionar publicidad.

En la respuesta de Facebook, firmada por Kevin Martin, Vicepresidente de Políticas Públicas de la compañía, la compañía no descarta la recopilación y uso de metadatos para la orientación de anuncios o notificar sobre los cambios futuros de la red social.

Con respecto al sistema “seguro” de pago que desea implementar Facebook, Hawley preguntó si los datos de pago de los usuarios serían utilizados para estructurar publicidad. En la respuesta, la compañía dijo que la recopilación de estos datos era necesaria para personalizar la plataforma, de acuerdo con sus políticas de datos.

Sin embargo, la afirmación más preocupante de Facebook es el hecho de que la red social aún tiene dudas sobre qué tipo de metadatos recopilará, ya que esta recopilación permite que la plataforma sea más segura, reduciendo el spam y permitiendo que los trabajadores de Facebook tengan mejor información que ofrecerle a la policía en caso de una investigación criminal.

Las declaraciones de Facebook dejan en duda una vez más la “preocupación” que presuntamente tiene la empresa con respecto al tema de la privacidad. De hecho, Hawley dijo a la prensa que la respuesta de Facebook le había sorprendido, ya que no pensaba que esta superaría la expectativa negativa que se planteó cuando envió la carta.