Filipinas, uno de los países con mayores problemas de tala ilegal de árboles, ha aprobado un proyecto de ley con el que los estudiantes deberán plantar 10 árboles antes de graduarse.

Se trata de una iniciativa implementada por el gobierno para garantizar que las generaciones futuras disfruten de tierras fértiles y evitar los problemas derivados de la forestación.

Filipinas, uno de los países más deforestados

Desde hace más de 40 años, Filipinas ha sufrido graves problemas de deforestación.

Desde la década de 1970, Filipinas empezó a sufrir graves problemas de deforestación que le hicieron figurar entre los más afectados en los trópicos.

Según los datos suministrados por la agencia Environmental Science for Social Change (ESSC), el país contaba con una cubierta forestal de 21 millones de hectáreas en el año 1900, lo cual representaba el 70 por ciento de la superficie total de su territorio. Para 1999, casi 100 año después, los bosques solo cubrían 5.5 millones de hectáreas.

Como es de esperar, la deforestación generó otros problemas que se relacionan de manera directa con ella. Uno de ellos, la inseguridad alimentaria causada por la erosión del suelo influenciada por los tifones característicos de la zona, lo que a su vez genera un bajo rendimiento en los cultivos.

La deforestación de Filipinas también causó dificultades en el suministro del agua, a causa de las cuencas hidrográficas degradadas.

Por si fuera poco, las comunidades indígenas también se vieron afectadas, ya que la falta de suelos fértiles que les permitan producir sus alimentos, los lleva a abandonar las tierras y migrar, lo cual ha causado más pobreza.

Los organismos gubernamentales han abordado el problema desde hace varios años, y según los datos suministrados por Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), para el 2015, más del 25% de las Filipinas están cubiertas por bosques, un porcentaje que se ha ido incrementando con las políticas estatales.

Acta de graduación para el medio ambiente

Todos los estudiantes de primaria, secundaria y a nivel universitario plantar al menos 10 árboles antes de graduarse.

La Cámara de Representantes de Filipinas aprobó la tercera y última lectura de un proyecto de ley que exige a todos los estudiantes de primaria, secundaria y a nivel universitario plantar al menos 10 árboles antes de graduarse.

El proyecto de ley 8728, conocido también con  el título de “Acta de graduación para el medio ambiente”, fue redactado por el representante de la lista del Partido Magdalo, Gary Alejano, junto con el Representante del Distrito 2 de Cavite, Strike Revilla.

Para Alejano, esta iniciativa asegurará la plantación de al menos 525 mil millones de árboles dentro del país:

“Con más de 12 millones de estudiantes que se gradúan de la escuela primaria y casi cinco millones de estudiantes que se gradúan de la escuela secundaria y casi 500,000 que se gradúan de la universidad cada año, esta iniciativa, si se implementa adecuadamente, asegurará que se plantarán al menos 175 millones de árboles nuevos cada año. El curso de una generación, no menos de 525 mil millones se puede plantar bajo esta iniciativa”.

Aunque como muchos sabrán, no se trata únicamente de plantar árboles. Las labores ambientales son realmente arduas, y aunque esta actividad parezca simple, lo cierto es que para que un árbol pueda crecer y desarrollarse necesita agua y nutrientes esenciales. Sin embargo, Alejano asegura que incluso con una tasa de supervivencia de solo 10 por ciento, se tendrían 525 millones de árboles, que sigue siendo una cifra significativa:

“Incluso con una tasa de supervivencia de solo el 10 por ciento, esto significaría que 525 millones de árboles adicionales estarían disponibles para que los jóvenes los disfruten, cuando asuman el liderazgo en el futuro”.

Un proyecto de ley contra la deforestación

Cada especie de árbol deberá plantarse en zonas con un clima y topografía idónea para su correcto desarrollo.

La ley será ejecutada por diferentes organismos del Estado. Entre ellos, el Departamento de Educación y la Comisión de Educación Superior en primer lugar, en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR), el Departamento de Agricultura, el Departamento de Reforma Agraria y la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas.

Twitter no solo no mejora el logro intelectual de los estudiantes, lo socava

Tareas como el establecimiento de viveros, la producción de plántulas, la preparación del sitio para la plantación, el monitoreo y la evaluación del proceso, y los servicios de apoyo técnico y extensión estarán a cargo de estas y otras agencias gubernamentales.

Los organismos también evaluarán los sitios más apropiados para la plantación. Cada especie de árbol deberá plantarse en zonas con un clima y topografía idónea para su correcto desarrollo. También habrá prioridad por la plantación de especies de árboles indígenas.

Los árboles se plantarán en terrenos forestales, manglares y áreas protegidas, dominios ancestrales, reservas civiles y militares. También en aquellas áreas urbanas que se encuentren dentro del plan de ecologización de las unidades del gobierno local, minas inactivas y abandonadas, y otras tierras adecuadas para dicho fin.

De igual forma, estas deberán proporcionar servicios de seguridad, asistencia médica, transporte y protección contra incendios. Tal como mencionamos párrafos atrás, la lucha contra la deforestación va más allá de simplemente plantar árboles, y también es necesario garantizar la seguridad de los estudiantes.

Referencias: House passes bill requiring graduating students to plant 10 trees on final reading. http://cnnphilippines.com/news/2019/5/15/House-bill-plant-10-trees-graduation-requirement.html

Más en TekCrispy