Foto: Reuters

En la reunión anual de accionistas de Amazon, una pequeña parte de los hombres influyentes de la compañía votó en favor de una propuesta que buscaba evitar que el software de reconocimiento facial del gigante tecnológico se venda a las agencias del Gobierno de EE.UU. De esta forma, los accionistas han logrado quebrar el debate interno por la venta de Rekognition, obteniendo una abrumadora mayoría del 97 por ciento de los votos.

Recientemente, la tecnología de reconocimiento facial de Amazon ha sido ampliamente criticada, sobre todo por la manera en que puede utilizarse en detrimento de los derechos civiles, incluyendo la discriminación racial y de género. Hasta ahora, los grupos de defensa de los derechos civiles se han mantenido firmes en sus propuestas de que Rekognition no sea utilizada por las autoridades, sobre todo porque una falla en el sistema podría traer como consecuencia un arresto injusto.

¿Cómo fue el proceso de votación?

La propuesta que buscaba prohibir la venta de Rekognition a las agencias gubernamentales fue votada a través del sistema de votación “una acción-un voto”. El conteo final arrojó 8.3 millones de votos en favor de la prohibición de la venta de Rekognition, sin embargo, se vieron opacados por 327 millones de votos opositores a la prohibición. En este sentido, apenas un 2,4% de los votos de los accionistas apoyaron la propuesta, cuando en realidad se necesitaba más de un 50%.

Somerville se convierte en la segunda ciudad de EE.UU. en prohibir el uso de reconocimiento facial

Una segunda votación proponía realizar un estudio independiente sobre los riesgos de sesgo planteados por la tecnología de reconocimiento facial. En este caso, los accionistas dieron un apoyo mayor en favor de la investigación (27,5%), sin embargo, no fue suficiente para aprobar la propuesta.

Amazon respalda a sus accionistas

En un comunicado sobre la decisión de los accionistas, Amazon afirmó:

Amazon ha enfrentado crecientes críticas sobre sus relaciones con los grupos clave, como sus trabajadores y las comunidades en las que opera (…) La tecnología de vigilancia de Amazon ha provocado una protesta de las organizaciones de derechos civiles y puede haber dañado la marca de nuestra empresa.

Asimismo, la compañía afirmó que ofrecería toda su colaboración para cumplir con cualquier regulación dirigida por el gobierno federal, lo que quiere decir que la responsabilidad por el mal uso de esta tecnología y sus implicaciones éticas podrían no recaer sobre Amazon en caso de que las agencias del gobierno hagan uso de esta tecnología en cualquier escenario anti-ético que cumpla con la regulación.

Más en TekCrispy