Muchos de nosotros en algún punto nos hemos hecho esta pregunta, pues realmente es un caso bastante peculiar que una saga completa de una historia tan larga y compleja inicie, exactamente, desde la mitad.

Los fans han tenido suficiente tiempo para hablar de esto (42 años, para ser exactos), así que ya hay varias teorías lo suficientemente fuertes que explican por qué se llevó a cabo de esta manera. Podría ser cierta una (o incluso todas a la vez), así que hoy decidimos traértelas para que tus dudas al fin se despejen y ahora sí puedas vivir en paz.

“In media res”

Para aquellos que no están familiarizados con este término, “in media res” es un recurso propio de la literatura y el teatro griego y se traduce al español como “en medio de”. Esta herramienta se ha utilizado en las películas cuando se comienza desde la mitad de la historia y, mientras la película avanza, se muestran hechos del pasado para que el final de la misma tenga sentido. En pocas palabras, la película empieza a la mitad, muestra parte del pasado, y poco a poco va avanzando.

Sin embargo, como podemos ver en el Episodio IV ‘Star Wars: A New Hope’, realmente nunca hay un momento a mediados de la película en el que se muestre, a modo de flashbak, el pasado de la historia, sino que hacen una especie de resumen al principio para que el público pueda entender los inicios del conflicto y el por qué suceden así las cosas. Es por esto que, a pesar de que esta teoría tiene bastante fuerza, quizás no sea la que mejor explique la razón de que la saga empiece a la mitad.

Era el mejor material

Hay una segunda teoría que defiende que George Lucas estudió toda la historia pero decidió escoger la mejor parte de la novela gráfica para llevar a cabo la película. Sin embargo, para sorpresa de todos, y como ahora sabemos muy bien, esta tuvo tanto éxito que, años más tarde, se logró hacer la precuela para explicar en detalle el inicio de toda la trama.

¿Es el CGI una herramienta útil o una estrategia trillada para calar en las taquillas?

Se dice que la sorpresa del éxito de la saga fue la que forzó a la realización de las demás películas, a pesar de que no se encontraban dentro de lo que se había estipulado. Así fue como la curiosidad por conocer más de la historia fue lo que derivó en todo este universo cinematográfico del que seguimos disfrutando hoy en día.

Era lo que podía hacerse

Es importante recordar que el Episodio IV de Star Wars es, de todos, el que menos producción les había costado a los realizadores. Es por esto que esta teoría se basa en que Lucas había decidido comenzar desde este punto de la historia porque, además de que le veía el potencial de desarrollar las demás películas, esta era mucho menos costosa y podían llevarla a cabo con menos inversión.

Esta teoría es una de las más coherentes, puesto que realmente pudo haber una planificación estratégica en donde se contara con que las ganancias de esta entrega serían suficientes para invertir en más tecnología, de forma que se pudieran realizar las demás películas con mejores efectos.

Está basada en una serie

Esta, quizás, es la teoría que más se desliga de las anteriores y la que más sentido tiene de todas. La misma defiende que Star Wars está hecha en ese formato debido a que Lucas buscaba que el público tuviera esa sensación de que estaba comenzando a ver una serie que ya llevaba tiempo al aire.

Esta se fundamenta, principalmente, en las obras que inspiraron a Lucas, de las cuales destacan los antiguos seriales de Flash Gordon. En los capítulos de esta serie, se comenzaba con un resumen que tiene una animación exactamente igual a la de los famosos resúmenes que vemos antes de cualquier película de Star Wars. Además, el hecho de conocer solo parte de la historia causa curiosidad, así que este se convertiría en el gancho que el público necesitaba para enamorarse perdidamente de una de las sagas más famosas de todos los tiempos.

Más en TekCrispy