Foto: The Conversation

Un estudio realizado por científicos de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés) ha revelado que, algunas de las ventajas atribuidas a los niños que crecen aprendiendo un segundo idioma se han exagerado.

Las personas que aprenden a dominar un segundo idioma durante la infancia tienen una indudable ventaja comunicativa que aquellos que solo manejan su idioma nativo. Sin embargo, los científicos han demostrado que este aprendizaje no ayuda a estas personas a desarrollar funciones cognitivas de nivel ‘superior’.

¿Superioridad cognitiva?

Estudios anteriores han arrojado que las personas bilingües tienen funciones superiores de ejecución cognitiva, como la capacidad de controlar voluntariamente los comportamientos y los pensamientos. Las llamadas ‘funciones ejecutivas’ del cerebro, incluyen el control de las inhibiciones, la resolución de conflictos, mantener la atención y cambiar de actividades con facilidad.

En 2008, un estudio analizó las funciones cognitivas en niños que aún asistían al jardín de infancia, descubriendo que estas eran más eficientes en los pequeños que crecieron hablando dos idiomas (inglés y español). Asimismo, los niños que aprendieron un segundo idioma mientras asistían al jardín de infancia también presentaron un mejor desempeño que los que únicamente hablaban inglés.

Sin embargo, la comunidad científica no está totalmente de acuerdo con estos resultados. Un metaanálisis realizado en 2015 de los trabajos publicados sobre este tema, descubrió que el 80 por ciento de los estudios de campo no eran concluyentes, mientras que el porcentaje restante no contó con la cantidad suficiente de niños para confirmar cualquier hipótesis.

YouTube considera eliminar todos los videos de niños para combatir la pedofilia

Una muestra representativa

Ahora, el estudio dirigido por Anthony Steven Dick, neurocientífico de la FIU, realizó un análisis en más de 4,500 niños para llegar a la conclusión de que aprender un segundo idioma no arroja una mejora en algunas capacidades cognitivas.

Dick y su equipo evaluaron a 4,524 participantes de entre 0 y 10 años de edad, lo que ellos consideran como una muestra altamente representativa para la certeza de la siguiente conclusión, según el informe:

Hay poca evidencia de una ventaja bilingüe para el control inhibitorio, la atención y el cambio de tareas, o la flexibilidad cognitiva, que son aspectos clave de la función ejecutiva.

Este hallazgo también coincide con un aspecto esencial de los estudios previos: los niños bilingües tienden a tener un vocabulario en inglés más “pobre” que aquellos que hablan únicamente este idioma. Sin embargo, Dick explicó que este resultado no debe tomarse en cuenta para afirmar que aprender un segundo idioma es una desventaja, ya que, de hecho, tiene grandes beneficios en múltiples aspectos que no fueron abordados por esta investigación.

Referencia: Anthony Steven Dick et al. No evidence for a bilingual executive function advantage in the nationally representative ABCD study, Nature Human Behaviour (2019). DOI: 10.1038/s41562-019-0609-3

Más en TekCrispy