Foto: Maxar

La NASA ha seleccionado a la firma de satélites Maxar Technologies como socio comercial para su proyecto Lunar Gateway: una estación espacial con la que la agencia planea orbitar alrededor de la Luna en futuras misiones. Además, la estación servirá como un puesto de avanzada para los astronautas que forman parte del programa lunar Artemis.

Maxar estará a cargo del desarrollo del Elemento de Poder y Propulsión (PPE, por sus siglas en inglés) de la “puerta de enlace” o ‘Gateway’, un módulo necesario para que la estación se mantenga a flote. Desde esta estación, los exploradores de la NASA viajarán hacia la superficie lunar a través de módulos de aterriza, y regresarán a Gateway para finalmente volver a la Tierra.

Durante un discurso ante el Instituto de Tecnología de Florida, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, reveló que el contrato con Maxar tiene un valor de US$ 375 millones, e incluye un período inicial de 12 meses para las pruebas preliminares. El elemento desarrollado por Maxar también será de su propiedad durante el contrato, y la NASA tendrá la opción de comprarlo para utilizarlo a futuro en Lunar Gateway.

Una de las particularidades del proyecto Gateway, es que el módulo no dependerá de la combustión de productos químicos para impulsar la estación. En vez de ello, los propulsores moverán la estación a través de la energía eléctrica que generarán los paneles solares. De esta forma, la electricidad incorporará el gas en los propulsores, y posteriormente utilizará un campo magnético para mover el gas hacia la parte trasera de la nave y mover el módulo.

La mejor noticia para Maxar

Luego de sufrir la sequía del mercado de los satélites de comunicaciones geoestacionarios y migrar a varios negocios gubernamentales, la selección de la NASA es una bendición para Maxar. A través de un comunicado, la compañía dijo que el PPE estará basado en el bus satelital de su serie 1300, el cual se ofrece actualmente a sus clientes comerciales. En este sentido, Dan Jablonsky, CEO de Maxar, afirmó:

Nuestra asociación de elementos de potencia y propulsión permite a la NASA aprovechar las capacidades comerciales de Maxar para acelerar los planes de exploración sostenible de la luna de manera rentable, al tiempo que también proporciona beneficios significativos para la industria estadounidense.

Para el desarrollo del PPE, Maxar ha establecido asociaciones con Draper y Blue Origin. Con esta última, Maxar trabajará los sistemas de PPE operados por humanos, mientras que Draper ofrecerá su experiencia en el desarrollo de herramientas de navegación y trayectorias para naves espaciales. Según Mike Gold, vicepresidente de Maxar, se espera la incorporación de más socios comerciales a futuro.