Shaft

EE.UU. siempre ha sido un país crucial para las ambiciones de la industria de blockchain en términos de regulación. Mientras algunos estados del país han introducido leyes en favor de esta tecnología, otros han optado por no tomar una postura final.

Con respecto a las regulaciones amigables para el sector de las criptomonedas, Wyoming es el más reconocido, mientras que la mayor hostilidad reglamentaria la ha demostrado el Estado de Nueva York. A principios de este año, Colorado propuso un proyecto de ley para eximir a los tokens de utilidad de las leyes de valores estatales, el cual firmó el gobernador en marzo pasado.

Ahora, el Estado de Montana ha decidido realizar un movimiento similar, eximiendo a los tokens de utilidad de las leyes de valores locales. Así lo reveló Drew Hinkes, un abogado de la firma Carlton Fields, quien dijo a través de su cuenta de Twitter que el anuncio sobre el proyecto de ley se produjo en febrero, donde se acordó una revisión de las leyes para analizar el papel de las criptomonedas en el estado.

Una ley con algunas restricciones

Según CoinDesk, el proyecto de ley fue auspiciado por el representante Shane Morigeau, del Partido Demócrata, y establece que las operaciones con tokens de utilidad serán legales siempre y cuando el token tenga un objetivo de consumo. A principios de este mes, el gobernador de Montana, Steve Bullock, firmó el proyecto de ley que exime a estos activos de las leyes de valores.

El reconocimiento facial llega a los aeropuertos

La legislación establece que el emisor del token no debe comercializarlo como una inversión o con fines especulativos, y debe presentar una notificación de intención de venta del token al Comisionado de Valores de Montana.

Otra de las exclusiones determina que el “objetivo de consumo” de un token de utilidad debe presentarse dentro de los 180 días posteriores a su transferencia o venta, y el consumidor inicial o comprador, no puede vender o transferir dicho token hasta que el objetivo de consumo esté disponible. La ley describe “objetivo de consumo” como el hecho de ofrecer o recibir bienes, servicios o contenido.

A pesar de que se trata de una ley estatal, que no tiene mayor influencia en el acontecer global del sector de las criptomonedas, este logro legislativo marca un nuevo paso en la eliminación de las regulaciones estrictas que han recibido estos tokens en EE.UU.

Más en TekCrispy