Un reconocido investigador británico considera que Leonardo Da Vinci padecía de un trastorno que le impedía completar sus trabajos. A pesar de que Da Vinci creó algunas de las más icónicas obras de arte del mundo, sus propios proyectos dejan en evidencia la incapacidad del polímata florentino del Renacimiento para finalizarlos.

Marco Catani, profesor e investigador del King’s College de Londres, sugirió en un artículo científico que la explicación más razonable a esta incapacidad del versado es que Da Vinci pudo padecer de Trastorno de Hiperactividad con Déficit de Atención (TDAH). Su obra más famosa, La Mona Lisa, es una de las piezas sin terminar del sabio renacentista, y Catani piensa que esta tendencia es sugerente del TDAH.

Incapacidad para finalizar proyectos

En su informe, Catani afirma que la historia de Da Vinci es una paradoja, ya que, mientras poseía una gran mente que recorrió la filosofía, la naturaleza, el arte y la anatomía humana con éxito, también fracasó al finalizar tantos proyectos. En este sentido, el neurofisiólogo afirmó:

El tiempo excesivo dedicado a la planificación de ideas y la falta de perseverancia parecen haber sido particularmente perjudiciales para finalizar las tareas que al principio habían atraído su entusiasmo.

Catani, quien se especializa en TDHA y autismo, argumentó que las obras abandonadas de Da Vinci, su falta de disciplina, la ausencia de organización para el trabajo y sus escasas horas de sueño, son síntomas claros de que el letrado padecía de TDAH. De hecho, Catani asocia este trastorno al derrame cerebral que sufrió Da Vinci a los 65 años en su hemisferio izquierdo, el cual no afectó sus habilidades lingüísticas. El científico explicó:

Estas observaciones clínicas indican claramente un predominio inverso del hemisferio derecho para el lenguaje en el cerebro de Leonardo, que se encuentra en menos del 5 por ciento de la población en general.

Al analizar los errores “de espejo” en la escritura y escritura de Da Vinci, Catani encontró una prueba más de que el renacentista sufrió de TDAH. Al parecer, su condición de zurdo y su dislexia son frecuentes en niños con problemas de desarrollo neuronal.

Análisis de ADN podría probar si este mechón de cabello pertenecía a Leonardo Da Vinci

Más allá de explicar el presunto padecimiento de Da Vinci, el científico destacó que el TDAH podría haber influido positivamente en la creatividad y el éxito que tuvo Da Vinci en ramas como las ciencias y las artes. Catani agregó que es errado pensar que el TDAH es un trastorno de niños “poco inteligentes” o con problemas de comportamiento.

Finalmente, el investigador dijo que espera que su trabajo permita reconocer al TDAH como un padecimiento que no está relacionado con un bajo coeficiente intelectual o ausencia de creatividad, sino que debe ser visto como un problema a la hora de finalizar proyectos y capitalizar el talento natural de una persona.

Referencia: Leonardo da Vinci: a genius driven to distraction. Marco Catani, Paolo Mazzarello. Brain, awz131, Published: 23 May 2019. DOI: https://doi.org/10.1093/brain/awz131

Más en TekCrispy