Dos hombres de origen asiático fueron acusados de haber estafado a Apple con iPhone falsos a través del sistema de reemplazo de la compañía, ahora un nuevo informe señala que uno de ellos declaró su culpabilidad.

Luego de que la Fiscalía de Estados Unidos acusara a Yangyang Zhou y Quan Jiang de presentar declaraciones de exportación falsas, falsificación y fraude electrónico en abril de 2019, un nuevo reporte señala que uno de los acusados se declaró culpable de tráfico de productos falsificados.

A través de un plan utilizando el sistema de reemplazo de Apple, Zhou y Jiang lograron estafar a la compañía de Cupertino con aproximadamente 1,500 iPhone.

Seguimiento desde el 2017

De acuerdo con el documento judicial, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos inició la investigación y seguimiento de este plan desde el 2017. Donde evaluaban el envío de varios iPhone falsos que los llevó a Jiang, uno de los acusados.

Jiang informó al momento de su captura que recibía regularmente paquetes de China que contenían de 20 a 30 iPhone defectuosos, que luego intercambiaría por iPhone legítimos a través del programa de garantía de Apple.

El reporte señala que desde el 2017 Jiang realizó 3.069 reclamos de garantía de iPhone y aunque Apple reemplazó la mitad de las solicitudes por detectar el equipo falso, el hombre se salió con la suya unas 1,500 veces que la compañía reemplazó.

Jiang estimó que durante el 2017, envió 2,000 teléfonos a Apple para reparaciones en garantía.

Una vez con los iPhone originales en sus manos, Jiang los enviaba a China donde se vendían por cientos de dólares, el acusado afirmó que las ganancias eran enviadas a su madre.

Jiang explicó que a cambio de su trabajo y sus esfuerzos, su asociado en China paga a la madre de Jiang, que también reside en China, que a su vez deposita los ingresos en una cuenta de atras a la que Jiang puede acceder aquí en los Estados Unidos.

Pérdida de casi un millón de dólares

Debido a que Apple valora cada iPhone de reemplazo en USD$600, según el informe. El impacto de este sistema arrojó pérdidas de hasta USD$ 900,000.

“La falsificación socava el comercio e inevitablemente conduce a un aumento de los precios de los productos que disfrutan millones de consumidores”, dijo Billy J. Williams, Fiscal Federal para el Distrito de Oregon, en un comunicado.

En consecuencia, Jiang deberá enfrentar 10 años de prisión y pagar una fianza de USD$ 2 millones, o el doble de las ganancias obtenidas con su sistema de estafas. El informe señala que también deberá reembolsar $USD 200,000 a Apple como parte de su acuerdo de culpabilidad.