Foto: AdWeek

A pesar de que Apple es una de las compañías de tecnología que mejor enfoque maneja en torno a la privacidad de los usuarios, su navegador web Safari ha enfrentado a un problema común en diversas plataformas en línea: el seguimiento de anuncios. La compañía reconoce que una gran cantidad de sitios web obtienen ganancias por publicidad, por lo que evitar el seguimiento hace que los sitios web gratuitos se vean menos favorecidos.

Más allá de esta realidad, Apple cree que tiene una solución al seguimiento de anuncios en línea, por lo que ha agregado una nueva función anti-rastreo a su navegador Safari para evitar el seguimiento de datos cuando un usuario hace clic sobre un anuncio que lo conduce a una plataforma diferente al sitio web que está utilizando. Según Apple, los anunciantes únicamente podrán hacer seguimiento del resultado “total” de una cantidad anuncios reducida durante un corto período de tiempo.

Este enfoque ha sido llamado “Atribución de privacidad de clic en el anuncio”, y según el ingeniero de WebKit de la firma encargada de la prevención de rastreo de Safari, John Wilander, ha comenzado a implementarse hoy en la versión 82 de Safari Technology Preview y llegará a los usuarios generales del navegador a finales de este año.

¿Cómo funciona?

Con el nuevo enfoque, un sitio web de anuncios no tendrá la posibilidad de incorporar identificadores amplios y únicos a los enlaces web, así como tampoco podrá rastrear a los usuarios a través del uso de cookies. Asimismo, la función exigirá los “enlaces de primera parte”, en los que los datos de seguimiento son alimentados estrictamente por el sitio web que visita el usuario, y no por el código agregado o las partes del sitio web mostradas por terceros, también conocidas como iframes.

Actualmente, el seguimiento de anuncios permite a terceros crear perfiles amplios acerca de la navegación web de los usuarios, incluyendo sus preferencias de compra. Todo esto ocurre sin solicitar autorización al usuario, y contribuye a dar forma a la publicidad que vemos en línea. Si alguna vez te preguntaste por qué compraste un perfume en un sitio web, y luego viste múltiples anuncios de perfumes en otros sitios, la razón es el rastreo entre sitios web.

Ahora, al hacer clic sobre un anuncio, únicamente el dominio web recibe el código de dicha publicidad, por lo que tampoco se enviarán las cookies y la información de seguimiento será eliminada. Evidentemente, los anunciantes no estarán contentos con esta tecnología, ya que les impedirá seguir nuestros hábitos de consumo en tiempo real.

En todo caso, la medida de Apple pudiera catalogarse de equilibrada, ya que los usuarios podrían recurrir a acciones más agresivas contra los anunciantes, como usar un bloqueador de anuncios y deshabilitar las cookies.