Mucho se ha hablado con respecto a los acontecimientos que le dieron forma a la última temporada de ‘Game of Thrones’, pero hasta ahora ningún comentario oficial por parte de la directiva de HBO había sido emitido. Sin embargo, el silencio se ha acabado.

Casey Bloys –presidente de programación de HBO– durante una entrevista se dispuso a darle respuesta a las preguntas más resonadas desde que cada episodio de la temporada final de GOT se estrenaba. Por ejemplo, ¿qué paso con la taza de café del episodio cuatro?, ¿qué opina la cadena de televisión de las opiniones en torno al capítulo final? O ¿existe una posibilidad de que la petición de rehacer la temporada sea un hecho?

Acerca de la taza de café y la botella de agua

Antes de adentrarse en el terreno de las críticas y las opiniones que llevaron a millones a firmar una petición que al reparto le pareció grosera e irrespetuosa, Bloys se dedicó a responder las preguntas que giraban en torno a los “personajes invitados” de la temporada: la escandalosa taza de café de Starbucks y la casi invisible botella de plástico.

Quienes han vivido debajo de una roca probablemente no se enteraron que, para el episodio cuatro, se coleó en la mesa de celebración una taza de café que parecía ser de Starbucks. Evidentemente el internet tomó esto como la oportunidad de volverse loco y explotar las redes de memes, y comentarios pasivo agresivos.

Aunque HBO, a paso de vencedores, logró eliminar digitalmente la taza, el mismo “error” se cometió durante una de las escenas más importantes del capítulo final de la última temporada. Una botella plástica de agua casi pasó desapercibida entres los pies de Samwell Tarly, sin embargo, para los halcones del internet esta se fue más que evidente.

Cuando se le preguntó a Bloys qué opinaba con respecto a la locura “mediática” que estas dos equivocaciones habían ocasionado, este respondió inteligentemente, y, admitimos de manera bastante acertada. “La fascinación con eso, la reacción divisiva al final, todo esto es un testimonio de cuánta gente se invirtió y se comprometió con el espectáculo”, dijo. Lo que automáticamente le da pie para defender el trabajo de su equipo, ya que, si a la gente no le interesada el show no se dieran a la tarea de alabarla o criticarla.

“Algunas personas tienen opiniones negativas muy fuertes y, obviamente, algunas tienen opiniones positivas. Pero tomo todo esto como una gran señal de lo que el programa ha podido hacer para mantenerse en la conversación cultural para que las personas debatan apasionadamente sobre los personajes y las historias. Eso es lo que quieres que haga un show”.

¿Existían múltiples finales?

Ahora, cuando Bloys se dispuso a contestar la serie de preguntas que tocaban el tema del desarrollo de la serie, las críticas recibidas y las opiniones fuertes con respecto al final, este fue bastante claro: “no creo que haya ninguna manera de que todos los fanáticos hayan sido felices”, afirmó.

Para el presidente de programación de HBO que muchos no quedarán contentos con el final de la historia no era algo de lo que alarmarse, sobre todo porque este entiende que, para un programa como este, es evidente que las personas tuvieran sus propias esperanzas y destinos planificados para cada personaje, pero la verdad es que David Benioff y D.B. Weiss sabía que “nunca iban a mantener felices a todos, pero no creo que eso es lo que intentaban hacer”, comentó.

“Creo que según la reacción en línea, que tienes que tomar con cautela, parece dividido y creo que es correcto: a algunas personas les va a encantar, otras personas lo van a odiar. Pero el punto es que todos se sienten realmente apasionados por eso”.

Asimismo, resultaba imposible conversar con Bloys y no recordar que en el 2017 este mencionó que HBO estaría contemplando la opción de trabajar en varios finales para proteger la integridad de la serie de los posibles spoilers y de una lamentable filtración. Sin embargo, admitió que ese camino no se tomó en ningún momento.

Con respecto a las fugas, Bloys aseguró que se contemplaron todas las medidas de seguridad necesarias para evitar que el “evento” se viera perjudicado, y, que en realidad no se pensó ningún otro final, ya que “Dan y David han tenido esto en sus cabezas por mucho tiempo”.

Dentro de las conversaciones que sostuvieron distintos medios con Bloys se mencionaron los resultados finales y si de hecho existía algún descontento por parte de HBO con el trabajo realizado por Benioff y Weiss, y el presidente aseguró que no.

“Dan y David han tenido un plan sobre cómo querían que fuera el show durante mucho tiempo, y lo hicieron de la manera que consideraron aptos como creadores. Creo que hicieron un trabajo espectacular. Aterrizaron un gran avión, que no fue fácil”.

En conclusión la posibilidad de que la última temporada de ‘Game of Thrones’ se produzca de nuevo, y, sobre todo, con creadores diferentes queda completamente fuera de la mesa. Además, tal como lo afirmó Bloys, el equipo y el reparto no participarían en la nueva versión de ser así. “No creo que ninguno de los actores lo hubiera hecho”.