Foto: Independent UK

El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) es un paquete regulatorio que establece cómo las compañías que operan en Internet pueden recopilar datos de los usuarios en línea. Por ello, era cuestión de tiempo para que el gran recopilador de datos personales en Internet enfrentara su primera investigación por violar esta normativa.

El día de hoy, el Comisionado de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés), ha dado inicio a la primera investigación a Google para determinar si utilizó los datos de navegación para la orientación de anuncios.

Publicidad dirigida de Google

Según Reuters, la investigación parte de una queja presentada en septiembre de 2018 por la firma de navegadores web Brave, que afirmó que el sistema de subastas de anuncios de la compañía de Alphabet incurría en una clara violación de la privacidad con base en la normativa del GDPR. En este sentido, Johnny Ryan, director de políticas de Brave, explicó en un comunicado:

Cada vez que una persona visita un sitio web y se muestra un anuncio de ‘comportamiento’ en dicho sitio, los datos personales íntimos que describen a cada visitante y lo que están viendo en línea se transmiten a decenas o cientos de compañías (…) Se produce una violación de datos debido a que esta transmisión, conocida como “solicitud de oferta” en la industria web, no protege estos datos privados contra el acceso no autorizado.

En respuesta al anuncio de la investigación, un portavoz de Google dijo a The Verge que su compañía cooperaría con las autoridades a fin de esclarecer cualquier duda sobre su sistema de subastas. En este sentido, el representante aseguró que los compradores autorizados que hacen uso de los sistemas de Google están sometidos a estrictas reglas y estándares para preservar la privacidad de los usuarios.

Google adquiere firma de análisis de datos 'Looker' para reforzar su negocio en la nube

En caso de que sea declarada culpable, Google enfrentaría multas importantes de hasta el cuatro por ciento de sus ingresos anuales a nivel global, además de que se vería obligada a modificar radicalmente su sistema de anuncios para evitar sanciones a futuro.

Más en TekCrispy