Foto: Business Insider

En 2018, Google Duplex fue lanzado como un software basado en Inteligencia Artificial (IA) que puede utilizarse como un asistente para realizar reservaciones de restaurantes a través de llamadas telefónicas.

A pesar de que el servicio se promocionó como un proceso completamente automatizado a través de Google Assistant, un informe de The New York Times  ha revelado que la tecnología aún depende de las personas que trabajan en los centros de atención telefónica para garantizar su correcto funcionamiento.

En este sentido, Google declaró al medio que cerca del 25 por ciento de las llamadas de reservaciones que se realizan a través de Duplex son iniciadas por un operador humano, mientras que el 15 por ciento de las llamadas que se inician a través de la IA necesitan la intervención de una persona. De hecho, una prueba realizada por los reporteros del Times reveló que, de 4 llamadas realizadas para realizar una reservación, solamente una de ellas fue iniciada por la IA. Las llamadas restantes se completaron gracias a la intervención humana.

Intel utiliza métodos de aprendizaje por refuerzo para acelerar la capacitación de IA

Llamadas espeluznantes

Por su parte, un informe de The Verge afirmó que los empleados de los restaurantes que reciben las llamadas de reservas, las han descrito como “confusas” o “espeluznantes”. En uno de los casos, Google Duplex realizó dos llamadas con varios minutos de diferencia para una misma reservación, utilizando dos acentos distintos para la confirmación del pedido.

Al tratarse de una tecnología relativamente joven, no es posible lanzar todos los juicios contra Google por las fallas que aún presenta Duplex. En todo caso, la compañía está recurriendo a sus operadores humanos para que el proceso de reservación telefónica sea mucho más eficiente. La compañía ha dicho previamente que planea llevar esta tecnología a los salones de belleza, sin embargo, todo indica que aún es muy temprano para desplegar planes más ambiciosos.

Más en TekCrispy