Foto: Fox News

Según el Museo de Florida, en EE.UU., poco más de cien personas han sido atacadas por tiburones tigre (Galeocerdo cuvier) desde el siglo XVI, de los cuales, al menos un tercio terminó en muertes. Esto quiere decir que un ataque mortal por parte de estos tiburones se produce aproximadamente cada dos décadas.

Sin embargo, el panorama de los ataques de tiburones podría ser mucho peor para las aves cantoras. Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Mississippi, analizó el contenido del estómago de 105 tiburones tigre jóvenes que viven el en Golfo de México, encontrando que parte de la dieta de estos animales marinos son las aves cantoras terrestres.

La curiosidad de los investigadores comenzó después de que un tiburón tigre se acercó a la costa de Mississippi y Alabama en 2010, tosiendo varias plumas de aves terrestres. Evidentemente, esto fue una sorpresa, y los expertos decidieron navegar mar adentro para investigar qué tan común era este componente dietético para los tiburones tigre.

Una presa poco usual

Los tiburones tigres son conocidos por su variada dieta, que incluye animales marinos como tortugas, peces, aves y mamíferos. Asimismo, estos animales suelen alimentarse con los restos de ballenas muertas e incluso el caucho de los neumáticos que caen al mar.

Hasta el momento, los investigadores tenían la sospecha de que los tiburones tigre comían aves terrestres, pero hasta ahora, ningún estudio había abordado esta interacción trófica poco particular. En este sentido, el coautor del estudio, Kevin Feldheim, quien también trabaja en el Field Museum de la ciudad de Chicago, afirmó:

Los tiburones tigres verán una comida fácil y la recogerán, pero me sorprendió saber que los tiburones comían pájaros cantores. Supuse que serían aves marinas.

Marcus Drymon, de la Universidad Estatal de Mississippi, estuvo a cargo del equipo que se dirigió mar adentro en busca del primer tiburón que arrojó plumas de ave terrestre, para realizar un análisis de ADN del vómito del animal. En este sentido, encontraron que las plumas pertenecían a un triturador marrón, un ave cantora cuya presencia es común en Canadá y EE.UU.

Posteriormente, examinaron a 105 tiburones y bombearon el contenido de sus estómagos para obtener las muestras de líquido gástrico, las cuales fueron enviadas al Field Museum para su estudio. Del total de tiburones encontrados, 41 de ellos tenían plumas y otros restos de aves cantora en sus estómagos. En este sentido, el análisis fue concluyente para 11 especies de aves, todas terrestres.

Los hallazgos de la investigación sugieren que las aves cantoras son una fuente de nutrientes estacional para los tiburones tigre jóvenes, ya que, al parecer, solo fueron devoradas en su período de migración. Según los expertos, esto se debe a que el tiempo de vuelo y el sol agota a estos pájaros, haciendo que caigan al mar y sean el alimento de los feroces animales marinos.

Referencia: J. M. Drymon, K. Feldheim, A. M. V. Fournier, E. A. Seubert, A. E. Jefferson, A. M. Kroetz, S. P. Powers. Tiger sharks eat songbirds: scavenging a windfall of nutrients from the sky. Ecology, 2019; e02728. DOI: 10.1002/ecy.2728