Israel

La Autoridad Tributaria de Israel ha dictaminado que el Bitcoin es un activo y no una moneda, por lo que la transacción del mismo está sujeta a impuestos, según un informe reciente de la agencia de noticias Globes.

Noam Copel, fundador de la startup de blockchain DAV, argumentó que el Bitcoin debería considerarse como una moneda extranjera. Además, sus ganancias deberían considerarse como “las diferencias de tipo de cambio recibidas por un individuo que no está en el curso de un negocio”, por lo que no deberían ser gravadas.

Ante ello, la Autoridad Tributaria aclaró que el Bitcoin no es una moneda, por lo tanto, mucho menos podía ser una moneda extranjera. Es considerada como un activo, y genera impuestos sobre las ganancias de capital.

El tribunal plantea que para ser considerada como moneda, el Bitcoin debía tener alguna manifestación físico-concreta, o representar una alternativa real a las monedas y billetes en cualquier país, cosa que Copel no había podido demostrar.

El juez Shmuel Bornstein señaló que en el contexto actual es difícil considerar al Bitcoin como una moneda para fines fiscales en particular. Esto a raíz de que aún existe la posibilidad de que deje de existir y sea reemplazado por otra moneda digital.

Bornstein estuvo de acuerdo con el regulador tributario en la resolución de que el apelante esté sujeto a impuestos de unos 3 millones de NIS. Copel, que compró bitcoins en el 2011 y los vendió en el 2013 obteniendo una ganancia de 8.27 millones de NIS, también recibió la orden de pagar 30.000 NIS.

Gidi Bar Zakay CPA, ex jefa adjunta de la Autoridad Tributaria de Israel y especialista en impuestos de criptomoneda, comentó:

“En mi opinión, lo que determinará en última instancia si Bitcoin es una moneda es la prueba de la realidad. Tan pronto como su uso se generalice, la legislatura tendrá que volver a redactar la ley de manera que se adapte a esto, y todos nos beneficiaremos de estos desarrollos tecnológicos y monetarios y de la capacidad de Bitcoin y otras criptomonedas para servir como medios de pago fiables, eficientes y ampliamente aceptados”.

Bornstein aclaró que esta decisión era “por ahora”, pero que en este momento el Bitcoin no podía considerarse una moneda.

Más en TekCrispy