Foto: Reuters

Los accionistas de Amazon tienen pocas razones para rechazar las propuestas de la compañía. En todo caso, las acciones del gigante tecnológico han crecido hasta seis veces durante los últimos cinco años, por lo que sus cuentas bancarias están en un excelente momento.

Sin embargo, esto no quiere decir que las juntas anuales de accionistas estén alejadas de la polémica, sobre todo cuando la compañía está sometida al escarnio público por su intención de vender su tecnología de reconocimiento facial, Rekognition, al Gobierno de EE.UU. El controvertido sistema ya se ha sometido a pruebas, donde ha confundido a personalidades reconocidas de la política estadounidense con delincuentes.

Propuestas rechazadas

Los accionistas de la compañía de Jeff Bezos rechazaron hoy una propuesta que prohíbe vender Rekognition a los gobiernos. Esta propuesta, fue votada en la junta anual de accionistas de Amazon, y afirma que la tecnología representa una amenaza para algunos derechos humanos y civiles. Asimismo, los inversionistas votaron en contra de una segunda propuesta que exigía que Amazon designara una comisión para crear un informe independiente sobre los riesgos de utilizar Rekognition.

En respuesta, Amazon reconoció las preocupaciones del grupo minoritario de accionistas, pero aseguró que Rekognition no debe ser prohibida, ya que se trata de una herramienta de alto valor para el gobierno, las empresas privadas y las autoridades de aplicación de la ley. Por esta razón, los usuarios debían apegarse a sus reglas de uso.

Amazon vendió un Moto Z4 antes de que Motorola lo anunciara

Luego de conocerse los resultados de la votación de los accionistas, American Civil Liberties Union, una organización de derechos civiles que ejerció presión sobre Amazon para adoptar las propuestas de prohibición de Rekognition, dijo en un comunicado:

El hecho de que debía haber una votación sobre esto es una vergüenza para el equipo de liderazgo de Amazon (…) Esto demuestra que los accionistas no tienen confianza en que los ejecutivos de la compañía estén entendiendo adecuadamente o abordando los impactos en los derechos civiles y humanos de su papel para facilitar la vigilancia generalizada del gobierno.

Por su parte, un grupo de 7,600 trabajadores de Amazon presentaron una propuesta contra el cambio climático, que exigió a la empresa adoptar un plan de amplio alcance para abordar esta problemática, a través de la disminución de su dependencia de los combustibles fósiles, así como también desarrollar un plan para prepararse de cara a las interrupciones generadas por la crisis climática.

Más en TekCrispy