La semana luego del estreno del quinto episodio de la última temporada de ‘Game of Thrones’ una petición en Change.org solicitaba a HBO que no solo contratara creadores más competentes sino que se dispusieran a rehacer toda la temporada ocho de la serie basada en las historias de George R.R. Martin.

En menos de una semana, la petición que solicita que 1.500.000 de personas firmen para lograr el tan “aclamado” remake de la temporada final de GOT, esta ha obtenido aproximadamente 1.378.000 en total.

La petición no solo ha afectado la reputación que David Benioff y D.B. Weiss se formaron trabajando para HBO con toda la franquicia de ‘Juego de Tronos’ sino que también podría llegar a perjudicar lo que el dúo planea a hacer con la franquicia de ‘Star Wars’.

Sin embargo, la comunidad “fanática” de la serie no son los únicos con voz y voto. El reparto de la exitosa serie también tiene qué decir, y, spoiler alert, no están para nada feliz con las faltas de respeto a las que la petición se refiere.

Es absurdo e irrespetuoso

Quienes firmaron la petición quizás pensaron que se la estaban comiendo con la posible hazaña de quizás lograr que toda la temporada ocho se vuelva a hacer. Pero, definitivamente no contaron con que el reparto de grandes estrellas que participaron en la serie expresaran su descontento.

Por su parte, Sophie Turner –la nueva Reina del Norte–, quien interpretó a Sansa Stark durante las ocho temporadas completas, le comentó a The New York Times que claramente la petición es una falta de respeto no solo para los creadores sino para todo el equipo que trabajó durante 10 años en el programa y por 11 meses en la temporada final. “Mucha gente trabajó tan, muy duro en eso, y para que la gente solo lo maltraten porque no es lo que quieren ver, es simplemente una falta de respeto”, dijo.

Turner no fue la única de los grandes personajes que dio a conocer justo lo que pensaba. Por otro lado, su hermano en la serie, y actual Rey de los Seis Reinos, Bran “El Roto” (Isaac Hempstead Wright) le indicó a The Hollywood Reporter que está más que claro que una serie del tamaño de GOT está siempre bajo el ojo del escrutinio público, pero que, quienes son verdaderos seguidores del programa, saben que darle a los espectadores justo lo que quieren no es por lo que es tan reconocido el show.

“Sé que ha habido muchas reacciones violentas sobre este episodio reciente. Realmente no lo entiendo. Lo que la gente esperaba era una cosa de ‘Avengers’, en la que se explicaran todos los superpoderes y todos se unieran, y hay un gran esfuerzo de equipo. ‘Game of Thrones’ no es así. Es impredecible por naturaleza. ¿El hecho de que los personajes no estén haciendo lo que la gente quiere que hagan? Es algo bueno. ¿El hecho de que las personas se estén enojando y tengan una gran respuesta emocional? Esa es la razón por la cual Juego de Tronos es exitoso. No hace lo que todos quieren que hagan”.

Asimismo, dijo que toda la petición es “simplemente absurda”, hasta el punto de ser incomprensible cómo es que la gente cree que puede demandar que todo un esfuerzo y un producto de años de trabajo se tiren por la borda solo por el hecho de que el final no les ha gustado. “Lo he tomado estúpidamente muy personalmente”, afirmó el actor.

A los groseros no les prestamos atención

Otros dos grandes personajes de, especialmente, el final de la serie: Grey Worm y Jon Snow –interpretados por Jacob Anderson y Kit Harington, específicamente– también han dado a conocer sus opiniones. El primero llamándolos groseros y el segundo simplemente dejando que las críticas pasen de largo y no afecten el especial momento que significa para todo el reparto el final de “una era”.

Durante un programa de entrevistas transmitido por ABC, ‘Strahan and Sara’, Anderson dejó bien claro que toda la acción le parecía grosera y bastante triste que millones de personas quisieran menospreciar el arduo trabajo de miles de personas que le pusieron todo el empeño y corazón al proyecto.

“Estuve allí y la tripulación, en particular, en nuestro programa, son como las personas más trabajadoras que he conocido y con las que he tenido el placer de trabajar. Creo que trivializar su trabajo de esa manera es bastante triste”.

Por otro lado, Harington, quien siempre se ha mostrado de una manera muy “política” ante las críticas, le aseguró al Associated Press que no buscaba ser malvado con los críticos, pero que, sin duda, los que no apreciaban el trabajo realizado podrían irse por donde vinieron, ya que él estaba seguro de todo el esfuerzo que llevó darle vida a la última temporada.

“Cualquiera que sea el crítico que dedique media hora a escribir sobre esta temporada y emita su juicio [negativo] al respecto, en mi cabeza, se pueden ir a la mierda”, dijo. “Sé cuánto trabajo se puso en esto. Sé cuánto le importaba a la gente esto. Sé cuánta presión ejercen las personas y sé cuántas noches de insomnio, trabajando o no, tuvieron la gente en este programa. Porque les importaba tanto. Porque les importaban los personajes. Porque les importaba la historia. Porque se preocuparon por no decepcionar a la gente”.

Evidentemente las estrellas del programa no están para nada contentas con el menosprecio y las faltas de respeto que ciertos fanáticos se han dispuesto a regar por las vías del internet, sin embargo, si a algo están acostumbrados es a las críticas, y, mientras 1.500.000 podrías quejarse, unos 19.3 millones de espectadores -en todas las plataformas de HBO, incluyendo HBO GO y HBO No– se dispusieron a disfrutar del capítulo final sin necesidad de firmar ninguna petición negativa.