Uber Wear

Barry van Mourik, un ciudadano holandés aficionado a las criptomonedas, fue arrestado por la policía de su país, por amasar la suma de € 100 millones a través de una empresa falsa de minería de bitcoin.

Mourik, engañó a sus clientes para que pensaran que ganarían dinero con la extracción de bitcoins. Haciéndose pasar por el operador de una granja minera, van Mourik acumuló fondos de clientes mientras que supuestamente no compró ningún equipo, en vez de eso gastó el dinero en artículos de lujo.

Los clientes habrían comprado las máquinas de minería mientras que la empresa de Mourik acordó hacerse cargo de la operación de estas máquinas. Según las informaciones, los clientes nunca vieron los equipos y la ubicación del almacén donde se instalaron también permaneció en secreto.

Según el abogado de las víctimas, Mourik habría emprendido el negocio sin tener demasiada experiencia en bitcoin puesto que venía de trabajar en un concesionario automovilístico. Además, van Mourik se habría declarado en quiebra personalmente en una oportunidad y estuvo esquivando los reclamos de los clientes durante un tiempo hasta que la cantidad de denuncias lo han forzado a asumir su responsabilidad.

Hombre estafa a compañía por 243,000 dólares con deepfake de audio

La policía allanó la residencia de van Mourik en noviembre del año pasado, incautando artículos de lujo. Por otro lado, Koinz Trading, la compañía de este estafador, fue declarado en quiebra en febrero del 2019.

Ahora, parece que las inversiones totales en los componentes de computadora necesarios para la minería superaron los 100 millones de euros, mientras que van Mourik ganó alrededor de € 2 millones ($ 2,2 millones).

Por otro lado, la policía de Brasil arrestó a un hombre sospechoso de dirigir una red de narcotráfico y lavado de dinero mediante la minería de Bitcoin. La Policía Civil encontró un espacio ocupado con una estructura de equipos de última generación utilizados para extraer bitcoins valorado en aproximadamente R $ 150 mil.

Más en TekCrispy