De todas las dudas que quedaron luego del final de ‘Game of Thrones’, quizás hay una que sobresale más que las demás y que tiene bastante lógica: ¿por qué aún existe una Guardia de la Noche?

Si nos remontamos a la historia, la Guardia de la Noche es una organización militar que surgió durante La Larga Noche, uno de los inviernos más largos en la historia de Westeros, y su principal función era la de proteger al reino de los Caminantes Blancos y de todos los peligros que se encontraban en el norte. Luego de su fundación, uno de los integrantes de la casa Stark llamado Brandon El Constructor se encargó de levantar El Muro, el cual ofrecía aún más protección en contra de todas las amenazas que estaban más allá.

Mucho tiempo pasó desde ese primer ataque de los Caminantes Blancos y estos poco a poco dejaron de amenazar el reino, por lo que, al pasar de los años, sus historias se convirtieron en leyendas que muy pocos creían. Así, la Guardia de la Noche ya no se encargaba de mantener a los Caminantes en su lugar, sino que apareció una amenaza más: los Salvajes.

Durante toda la serie pudimos aprender mucho de la historia de la Guardia Nocturna y los Salvajes, por lo que podríamos concluir que esta organización terminó siendo una especie de control migratorio para aquellos que querían traspasar El Muro.

Ahora bien, como pudimos observar durante el transcurso de la serie, ninguna de las amenazas anteriores existe ahora, así que la razón de ser de esta organización ya no tiene sentido.

Entonces, ¿por qué aún existe?

La Guardia Nocturna también es un lugar en el que van aquellos que están descarriados o que fueron condenados, cosa que vemos, literalmente, desde el inicio de la serie hasta el final. Si observamos el último capítulo (alerta de spoilers a partir de ahora), Tyrion, como mano del rey Brandon, logra que se le perdone la vida a Jon al enviarlo a la Guardia de la Noche y así se mantendría la paz en el reino.

Cuando Jon recibe esta noticia se queda extrañado de que aún exista tal organización, a lo que Tyrion responde: “El mundo siempre necesitará un lugar para los bastardos y los hombres rotos”. Así, Jon cumpliría su condena sirviendo al reino hasta su muerte, sin poder tener esposa, tierras ni hijos.

Entonces se puede concluir que la Guardia de la Noche terminó cumpliendo una sola función de todas las que tenía anteriormente: ser el lugar a donde son enviados aquellos hombres que infringen la ley.

 

Más en TekCrispy